Miércoles, 21 de Febrero del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  9610,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
JESÚS TIENE SED
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=1009&web=homilias-mensajes

III Domingo de Cuaresma (ciclo A): 23 marzo 2014

Ex 17,3-7  -  Rom 5,1-2. 5-8  -  Jn 4,5-42

 

JESÚS TIENE SED

Después de una larga caminata, Jesús tiene sed de agua material,

pero también tiene hambre y sed de justicia y paz, de amor y gracia.

Jesús busca seguidores que adoren al Padre en espíritu y verdad,

y no funcionarios que han convertido el templo en un mercado (Jn 2);

quiere que todas las personas se amen, sean judíos o samaritanos…

porque el Padre del cielo hace salir el sol sobre justos y pecadores.

 

Una mujer evangelizada y evangelizadora

La enemistad entre judíos y samaritanos se remonta al año 722 a.C.

Sin embargo, Jesús no tiene reparos en dialogar con una samarita:

odiada por los judíos, marginada por ser mujer, y despreciada

por llevar una vida ambigua (ha tenido cinco maridos).

Junto al pozo de Jacob, el Profeta de Nazaret necesita ayuda,

y le dice: Dame de beber. A partir de esta necesidad tan humana,

la mujer samaritana va a realizar un camino personal de fe,

hasta descubrir quién es Jesús y convertirse en su discípula.

*Inicialmente, para la samaritana Jesús es un ‘judío’ que va de viaje.

*Luego, cuando Jesús le habla del don de Dios y del agua viva,

ella le dice: ¿Acaso eres más ‘poderoso’ que nuestro padre Jacob?

*En seguida, Jesús le anuncia el agua que calma la sed para siempre;

fue entonces cuando la mujer le suplica: Señor’, dame de esa agua.

*Cuando Jesús lee su vida y le dice: Has tenido cinco maridos,

y el que ahora tienes no es tu marido, en eso has dicho la verdad;

la samaritana le responde: Señor, veo que tú eres un ‘profeta.

*Después, cuando Jesús le anuncia: Los verdaderos adoradores

son los que adoran al Padre en espíritu y en verdad;

la mujer contesta: Sé que va a venir el ‘Mesías’, Él nos lo dirá todo.

En este momento Jesús le revela: Yo soy, el que habla contigo.

*La mujer, evangelizada por Jesús, va al pueblo y anuncia a la gente:

¿No será el Mesías?... Luego Jesús se queda con ellos algunos días.

Al final los samaritanos confiesan: Éste es el ‘Salvador’ del mundo.

*Que no sea letra muerta lo que dice el papa Francisco sobre el aporte

de la mujer, hoy en día: Reconozco con gusto cómo muchas mujeres

comparten responsabilidades pastorales junto con los sacerdotes,

contribuyen al acompañamiento de personas, de familias o de grupos

y brindan nuevos aportes a la reflexión teológica. Pero todavía

es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina

más incisiva en la Iglesia (‘La alegría del Evangelio’, 2013, n.103).

 

Diálogo con las otras religiones

El diálogo de Jesús con la mujer samaritana es una hermosa lección

para derribar aquellos muros que nos separan por motivos religiosos;

y causan, lamentablemente, odios, desprecios, agresiones, conflictos.

*Para solucionar un problema vital: la sed (y también el hambre…),

Jesús dialoga con una mujer samaritana que tiene otra religión.

Sin embargo, no todo se reduce a la solución de necesidades básicas,

pues, todos tenemos aspiraciones que trascienden lo material.

*Es por eso que Jesús le dice: Si conocieras el don de Dios y quién es

el que te pide de beber, tú le pedirías a él y él te daría agua viva.

Siguiendo el diálogo Jesús le vuelve a decir: El agua que yo le daré

Se convertirá dentro de él en manantial que brota dando vida eterna.

Se trata de un don, de una gracia, de un regalo que Dios nos da,

a través de Jesús, y que da pleno sentido a nuestra existencia humana.

*Cuando la samaritana pregunta sobre el lugar para dar culto a Dios,

Jesús da una respuesta revolucionaria: no se trata de ir a un lugar,

tampoco de defender esta religión como si fuera la ‘única verdadera’.

Para Jesús ha llegado la hora, en que los verdaderos adoradores

adorarán al Padre en espíritu y verdad, porque Dios es Espíritu.

*En este contexto escuchemos a Pablo VI que nos dice:

El verdadero desarrollo, es el paso, para cada uno y para todos,

de condiciones de vida menos humanas, a condiciones más humanas.

Menos humanas: las carencias materiales y las carencias morales

de los que están mutilados por el egoísmo; las estructuras opresoras,

que provienen: del abuso del tener o del abuso del poder…  

Más humanas: el remontarse de la miseria a poseer lo necesario…

el aumento en la consideración de la dignidad de los demás;

orientación hacia el espíritu de pobreza, cooperar en el bien común…

Más humanas, por fin y especialmente: la fe, don de Dios acogido

por la buena voluntad de los hombres (PP,1967, n.21).   

J. Castillo A.

 

A GUSTO CON DIOS

            La escena es cautivadora. Cansado del camino, Jesús se sienta junto al manantial de Jacob. Pronto llega una mujer a sacar agua. Pertenece a un pueblo semipagano, despreciado por los judíos. Con toda espontaneidad, Jesús inicia el diálogo. No sabe mirar a nadie con desprecio, sino con ternura grande. Mujer, dame de beber.

            La mujer queda sorprendida. ¿Cómo se atreve a entrar en contacto con una samaritana? ¿Cómo se rebaja a hablar con una mujer desconocida? Las palabras de Jesús la sorprenderán todavía más: Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría del agua de la vida.   

            Son muchas las personas que, a lo largo de estos años, se han ido alejando de Dios, sin apenas advertir lo que realmente estaba ocurriendo en su interior. Hoy Dios les resulta un ‘ser extraño’. Todo lo que está relacionado con Él, les parece vacío y sin sentido: un mundo infantil, cada vez más lejano.

            Los entiendo. Sé lo que pueden sentir. También yo me he ido alejando poco a poco de aquel ‘Dios de mi infancia’ que despertaba dentro de mí tantos miedos, desazón y malestar. Probablemente, sin Jesús nunca me hubiera encontrado con un Dios que hoy es para mí un Misterio de bondad: una presencia amistosa y acogedora en quien puedo confiar siempre.

            Nunca me ha atraído la tarea de verificar mi fe con pruebas científicas: creo que es un error tratar el misterio de Dios como si fuera un objeto de laboratorio. Tampoco los dogmas religiosos me han ayudado a encontrarme con Dios. Sencillamente, me he dejado conducir por una confianza en Jesús que ha ido creciendo con los años.

            No sabría decir exactamente cómo se sostiene hoy mi fe en medio de una crisis religiosa que me sacude también a mí como a todos. Solo diría que Jesús me ha traído a vivir la fe en Dios de manera sencilla desde el fondo de mi ser. Si yo escucho, Dios no se calla. Si yo me abro, Él no se encierra. Si yo me confío, Él me acoge. Si yo me entrego, Él me sostiene. Si yo me hundo, Él me levanta.

 

            Creo que la experiencia primera y más importante es encontrarnos a gusto con Dios porque lo percibimos como una ‘presencia salvadora’. Cuando una persona sabe lo que es vivir a gusto con Dios porque, a pesar de nuestra mediocridad, nuestros errores y egoísmos, Él nos acoge tal como somos, y nos impulsa a enfrentarnos a la vida con paz, difícilmente abandonará la fe. Muchas personas están hoy abandonando a Dios antes de haberlo conocido. Si conocieran la experiencia de Dios que Jesús contagia, lo buscarían.             José Antonio Pagola (2014)  

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Febrero 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones