Miércoles, 28 de Febrero del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  5204,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
DENLES USTEDES DE COMER
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=1189&web=homilias-mensajes

XVIII Domingo, Tiempo Ordinario, ciclo A: 3 agosto 2014

Is 55,1-3  -  Rom 8,35-39  -  Mt 14,13-21

 

DENLES USTEDES DE COMER

 

   En una ocasión, al jefe de los fariseos que le invitó a comer,

Jesús le dice: No invites a tus amigos, familiares o vecinos ricos

Generalmente, las comidas o banquetes organizados por los poderosos

sirven para explotar a los débiles. Son banquetes que matan.

Jesús que acoge y come con publicanos y pecadores, le dice al fariseo:

Invita a los pobres, mancos, cojos y ciegos; y serás feliz porque ellos

no tienen con qué pagarte… (Lc 14). Son comidas que dan vida.

 

Jesús se entera de la muerte de Juan el Bautista

   Hay en los evangelios una relación muy significativa entre la vida

y muerte de Jesús de Nazaret y de Juan el Bautista, por ejemplo:  

-La visita de María a su parienta Isabel es un homenaje sencillo:

a dos mujeres… y a dos niños que aún no han nacido, Jesús y Juan.

-Años después, Jesús deja su tierra de Nazaret y va al río Jordán,

donde -en medio de su pueblo- es bautizado por el profeta Juan.

-Luego, movido por el Espíritu se retira al desierto para orar y ayunar.

-Más tarde, al saber que Juan ha sido encarcelado por Herodes,

Jesús vuelve a Galilea y, desde allí, anuncia el Reino de Dios.

   Según el texto de Mateo, al enterarse que Juan ha sido asesinado,

Jesús se fue de allí en una barca, Él solo, a un lugar despoblado.

Afectado por esa noticia, Jesús vislumbra el futuro que le espera, pues

los profetas de Dios son perseguidos por los poderosos de siempre.

   Juan es asesinado el día del cumpleaños de Herodes, día en que éste

ofrece un banquete a sus jefes, comandantes y personas importantes

de Galilea. También participa Herodías que odia a Juan, y su hija

utilizada por su madre para pedir la cabeza del Bautista.

Lamentablemente, en medio de una abundante comida y bebida,

aparece la muerte: La cabeza de Juan fue traída en una bandeja

y entregada a la joven, y ella se la entregó a su madre (Mt 14,1-12).

   Jesús que recorre pueblos y ciudades para dar vida, está advertido;

pero no retrocede, sigue actuando con entrañas de misericordia.

 

No tienen necesidad de irse, denles ustedes de comer

   Jesús, como en otras ocasiones decisivas, Él solo, se retira a orar;

para comunicarse con Dios y seguir anunciando el Reino de vida

   Al desembarcar y ver una multitud de hombres, mujeres y niños,

tiene com-pasión de todos ellos y se pone a sanar a los enfermos

Con su mirada de compasión y con sus manos que dan vida,

Jesús nos muestra el camino que debemos seguir en nuestros días.

Sin embargo, preguntémonos: ¿Cómo anunciar al Dios de la vida,

en una sociedad injusta donde los pobres mueren antes de tiempo?

   Al atardecer, los discípulos se acercan a Jesús y le dicen:

Estamos en un lugar despoblado y ya es tarde, despide a la gente

para que vayan a los pueblos vecinos a comprar alimentos.

Hoy también, para reactivar la economía se favorece a los poderosos,

quienes después de apropiarse de nuestras riquezas naturales,

despiden a la gente nativa, para que vayan a la ciudad o al extranjero;

allí podrán comprar alimentos. ¿La solución vendrá del dios-dinero?

   Estos proyectos de muerte solo sirven para profundizar el abismo

que hay: entre los 85 más ricos del mundo que tienen la misma

cantidad de dinero, que 3,570 millones de personas pobres.

Además, ¿a quiénes beneficia la criminal carrera armamentista?

¿Hay voluntad política para acabar con el narcotráfico que corrompe?

¿Puede un seguidor de Jesús vivir de espaldas ante esta realidad?

   Jesús en cambio va a la raíz del problema: compartir nuestro pan,

y nos dice: No tienen necesidad de irse, denles ustedes de comer.

Cinco panes y dos peces no van a solucionar el hambre del mundo,

pero puede ser el inicio para desencadenar una auténtica solidaridad,

demostrando así que otro mundo es posible, más humano y fraterno.

   A diferencia de Herodes que invita a un grupo de gente poderosa,

Jesús acoge a las personas excluidas por la sociedad y la religión:

Toma en sus manos los cinco panes y los dos peces…

Alza la mirada al cielo… Da gracias… Parte el pan…

Se los da a sus discípulos… Y ellos los reparten entre la gente.

Todos comieron hasta saciarse… Incluso sobraron doce canastas.

   Ante el grave problema del hambre, el Vaticano II nos exige:

Alimenta al que tiene hambre, porque si no lo alimentas, lo matas.

Comparte tus bienes, ayuda en primer lugar a los pobres, para que

puedan ayudarse y desarrollarse por sí mismos (GS, n.69). 

J. Castillo A.


DÁDLES VOSOTROS DE COMER

   Jesús está ocupado en curar a aquellas gentes enfermas y desnutridas que le traen de todas partes. Lo hace, según el evangelista, porque su sufrimiento le conmueve. Mientras tanto, sus discípulos ven que se está haciendo muy tarde. Su diálogo con Jesús nos permite penetrar en el significado profundo del episodio llamado erróneamente “la multiplicación de los panes”.

   Los discípulos hacen a Jesús un planteamiento realista y razonable: Despide a la multitud para que vayan a las aldeas y se compren de comer. Ya han recibido de Jesús la atención que necesitaban. Ahora, que cada uno se vuelva a su aldea y se compre algo de comer según sus recursos y posibilidades.

   La reacción de Jesús es sorprendente: No hace falta que se vayan. Dadles vosotros de comer. El hambre es un problema demasiado grave para desentendernos unos de otros y dejar que cada uno lo resuelva en su propio pueblo como pueda. No es el momento de separarse, sino de unirse más que nunca para compartir entre todos lo que haya, sin excluir a nadie.

   Los discípulos le hacen ver que solo hay cinco panes y dos peces. No importa. Lo poco basta cuando se comparte con generosidad. Jesús manda que se sienten todos sobre el prado para celebrar una gran comida. De pronto todo cambia. Los que estaban a punto de separarse para saciar su hambre en su propia aldea, se sientan juntos en torno a Jesús para compartir lo poco que tienen. Así quiere ver Jesús a la comunidad humana.

   ¿Qué sucede con los panes y los peces en manos de Jesús? No los

“multiplica”. Primero bendice a Dios y le da gracias: aquellos alimentos vienen de Dios, son de todos. Luego los va partiendo y se los va dando a los discípulos. Estos, a su vez, se los van dando a la gente. Los panes y los peces han ido pasando de unos a otros. Así han podido saciar su hambre todos.

   El arzobispo de Tánger ha levantado una vez más su voz para recordarnos: el sufrimiento de miles de hombres, mujeres y niños que, dejados a su suerte o perseguidos por los gobiernos, y entregados al poder usurero y esclavizante de las mafias, mendigan, sobreviven, sufren y mueren en el camino de la emigración.

   En vez de unir nuestras fuerzas para erradicar en su raíz el hambre en el mundo, solo se nos ocurre encerrarnos en nuestro “bienestar egoísta” levantando barreras cada vez más degradantes y asesinas. ¿En nombre de qué Dios los despedimos para que se hundan en su miseria? ¿Dónde están los seguidores de Jesús?

   ¿Cuándo se oye en nuestras eucaristías el grito de Jesús: Dadles vosotros de comer?

 

José Antonio Pagola (2014)

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Febrero 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones