Miércoles, 28 de Febrero del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  6119,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
DESDE GALILEA...
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=1379&web=homilias-mensajes

III Domingo, Tiempo Ordinario, ciclo B: 25 enero 2015

Jon 3,1-5.10  -  1Cor 7,29-31  -  Mc 1,14-20

 

DESDE GALILEA…

   La voz de Juan el Bautista no termina con su prisión y asesinato…

Jesús de Nazaret retoma su antorcha y, como todo profeta itinerante,

recorre los pueblos de una región despreciada como es Galilea,

anunciando una Buena Noticia a los que sufren injustamente.

También llama y forma discípulos para que sigan con esta misión.

 

Jesús anuncia la Buena Noticia de Dios

   Desde Galilea… lejos de los funcionarios de Jerusalén,

Jesús anuncia esta Buena Noticia de Dios: El tiempo se ha cumplido,

está cerca el Reino de Dios, conviértanse, crean en la Buena Noticia.

  *Las promesas de Dios Padre anunciadas en el Antiguo Testamento,

se hacen realidad en Jesús; en su persona el tiempo se ha cumplido,

pues, en tiempos antiguos, muchas veces y de diversas maneras,

Dios habló a nuestros antepasados por medio de los profetas;

ahora, en esta etapa final, nos habló por medio de su Hijo (Heb 1).

   *Anunciemos el Reino de Dios, como lo hace Jesús de Nazaret:

-Dar vida, sobre todo, a los hambrientos, sedientos, enfermos.

-Perdonar a los pecadores y compartir con ellos nuestras mesas.

-Acoger a los forasteros, liberar a los perseguidos y encarcelados…

Solo así podemos orar: Padre nuestro, venga a nosotros tu Reino.

   *Para convertirnos no basta confesarnos o hacer penitencia…

Se trata de ver nuestro mundo con los mismos ojos de Jesús y, luego,

cambiar nuestra mentalidad, cambiar el rumbo de nuestras vidas,

para construir entre todos una sociedad más justa, humana, fraterna.

Este cambio o conversión es un proceso que dura toda la vida.

   *Jesús anuncia una Buena Noticia (Evangelio) que viene de Dios,

y nos pide creer, porque se trata de una Buena Noticia para todos,

empezando por los excluidos, los que tienen hambre y sed de justicia.

Sin embargo, ayer y hoy, optar por la liberación integral de los pobres

es ‘mala noticia’ para los opresores, que para mantener sus privilegios

no tienen reparos en difamar, perseguir, encarcelar, asesinar.

 

Jesús llama a sus primeros discípulos

   Anunciar la Buena Noticia de Dios no es tarea de una sola persona.

Es por eso que el mismo Jesús busca seguidores, no gente asalariada.

Sus seguidores son formados en la misión… y para la misión…

   Un día, mientras Jesús camina por las orillas del lago de Galilea,

ve a Simón y a su hermano Andrés, echando las redes en el mar.

Más allá ve a Santiago y a su hermano Juan, arreglando las redes.

A ellos les dice: Síganme, yo haré de ustedes pescadores de hombres.

   Jesús llama, no a gente desocupada, sino a personas que trabajan,

que saben echar las redes en el mar y arreglar las redes malogradas.

Estos pescadores no son profesionales en materia religiosa,

son personas que conocen bien su oficio: mar, barca, redes, peces…

Desde esta experiencia comprenderán lo que significa:

ser pescadores de personas… Anunciar el Reino de Dios y su justicia.

Ellos dejan redes y barca, familiares y jornaleros, y siguen a Jesús

para anunciar, con palabras y obras, la Buena Noticia de Dios.

   Al leer los cinco documentos de las Conferencias Generales

del Episcopado Latinoamericano y de El Caribe, desde 1955 al 2007,

vemos una preocupación: la escasez de vocaciones sacerdotales.

Por ejemplo, el Documento de Aparecida (2007) dice lo siguiente:

El insuficiente número de sacerdotes y su no equitativa distribución

imposibilitan que muchas comunidades puedan participar

regularmente en la celebración de la Eucaristía (n.100,e).

   Sin embargo, hace años, el Card. brasileño Paulo Evaristo Arns dijo:

Yo no me preocupo por las vocaciones. Creo que la Iglesia no debe

preocuparse por estos problemas. En cuanto los olvida para ocuparse

de los problemas de los hombres, la Iglesia tiene muchos sacerdotes.

   En nuestro ‘Continente de la esperanza’ hace falta comprometernos

con los problemas de las personas del campo y de la ciudad: vida, 

salud, educación de calidad, vivienda, trabajo digno, salario justo…

Que nuestras comunidades cristianas, desligadas de todo poder,

estén al servicio de los que sufren el peso intolerable de la miseria.

Demos prioridad a la ‘Iglesia doméstica’ donde los padres sean

para sus hijos los primeros educadores de la Buena Noticia de Dios.

Fomentemos también las pequeñas comunidades eclesiales de base

y los centros de formación integral de laicos, sin clericalizarlos.

Solo así, como dice el Card. Paulo Evaristo, habrá muchos sacerdotes.   

J. Castillo A.

 

OTRO MUNDO ES POSIBLE

   No sabemos con certeza cómo reaccionaron los discípulos del Bautista cuando Herodes Antipas lo encarceló en la fortaleza de Maqueronte. Conocemos la reacción de Jesús. No se ocultó en el desierto. Tampoco se refugió entre sus familiares de Nazaret. Comenzó a recorrer las aldeas de Galilea predicando un mensaje original y sorprendente.

   El evangelista Marcos lo resume diciendo que marchó a Galilea proclamando la Buena Noticia de Dios. Jesús no repite la predicación del Bautista, ni habla de su bautismo en el Jordán. Anuncia a Dios como algo nuevo y bueno. Este es su mensaje.

   Se ha cumplido el plazo. El tiempo de espera que se vive en Israel ha acabado. Ha terminado también el tiempo del Bautista. Con Jesús comienza una era nueva. Dios no quiere dejarnos solos ante nuestros problemas, sufrimientos y desafíos. Quiere construir junto con nosotros un mundo más humano.

  Está cerca el Reino de Dios. Con una audacia desconocida, Jesús sorprende a todos anunciando algo que ningún profeta se había atrevido a declarar: “Ya está aquí Dios, con su fuerza creadora de justicia, tratando de reinar entre nosotros”. Jesús experimenta a Dios como una Presencia buena y amistosa que está buscando abrirse camino entre nosotros para humanizar nuestra vida.

   Por eso, toda la vida de Jesús es una llamada a la esperanza. Hay alternativa. No es verdad que la historia tenga que discurrir por los caminos de injusticia que le trazan los poderosos de la tierra. Es posible un mundo más justo y fraterno. Podemos modificar la trayectoria de la historia.

   Convertíos. Ya no es posible vivir como si nada estuviera sucediendo. Dios pide a sus hijos e hijas colaboración. Por eso grita Jesús: Cambiad de manera de pensar y de actuar. Somos las personas las que primero hemos de cambiar. Dios no impone nada por la fuerza, pero está siempre atrayendo nuestras conciencias hacia una vida más humana.

   Creed en esta Buena Noticia. Tomadla en serio. Despertad de la indiferencia. Movilizad vuestras energías. Creed que es posible humanizar el mundo. Creed en la fuerza liberadora del Evangelio. Creed que es posible la transformación. Introducid en el mundo la confianza.

   ¿Qué hemos hecho de este mensaje apasionante de Jesús? ¿Cómo lo hemos podido olvidar? ¿Con qué lo hemos sustituido?

¿En qué nos estamos entreteniendo si lo primero es ‘buscar el Reino de Dios y su justicia’? ¿Cómo podemos vivir tranquilos observando que el proyecto creador de Dios de una tierra llena de paz y de justicia está siendo aniquilado por los hombres?     

José Antonio Pagola (2012)                         

 

 

 

 

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Febrero 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones