Miércoles, 22 de Noviembre del 2017
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  8005,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
JESÚS CRECE EN EDAD Y SABIDURÍA
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=1712&web=homilias-mensajes

La Sagrada Familia (ciclo C): 27 de diciembre del 2015

1Sam 1,20-28  -  1Jn 3,1-2. 21-24  -  Lc 2,41-52

 

JESÚS CRECE EN EDAD Y SABIDURÍA

   Bendita sea la familia de José, María y Jesús que nos enseña:

el significado de la familia… su comunión de amor… su sencilla

y austera belleza… su carácter sagrado e inviolable (Pablo VI, 1964).

   Bendito sea el joven Jesús que vuelve a Nazaret con José y María,

y crece en edad, gracia y sabiduría, delante de Dios y de los hombres.

 

Debo de ocuparme en las cosas de mi Padre

   Al cumplir doce años, Jesús va a Jerusalén con José y María, para

la fiesta de Pascua. En esa ocasión, según el Evangelio de hoy, Jesús

dice sus primeras palabras: Debo de estar en las cosas de mi Padre.

En adelante, Jesús anunciará con palabras y obras, la Buena Noticia

de Dios, Padre compasivo, que actúa con entrañas de misericordia:

*A ustedes que me escuchan les digo: Amen a sus enemigos.

Hagan el bien a quienes les odian. Bendigan a quienes les maldicen.

Oren por quienes les insultan… Así ustedes serán hijos de Dios

que es bondadoso con los ingratos y malvados. Sean misericordiosos

como es misericordioso el Padre de ustedes (Lc 6,27-36).

*Al volver los setenta y dos discípulos… Jesús lleno de alegría dice:

Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado

estas cosas a los sabios y entendidos, y las diste a conocer a la gente

sencilla. Sí, Padre, porque así lo has querido (Lc 10,21).

*Uno de los discípulos le dice: Señor, enséñanos a orar… Jesús les

contesta: Cuando recen digan: Padre, santificado sea tu nombre.

Venga tu reino. Danos hoy nuestro pan de cada día… (Lc 11,1ss).

*Jesús que acoge y come con pecadores, denuncia la hipocresía de los

escribas y fariseos, narrando la parábola del padre misericordioso:

Cuando el hijo menor está lejos, su padre lo ve, siente compasión

de él, corre a su encuentro, lo abraza y lo besa… (Lc 15,11-32).

*Antes de morir crucificado, Jesús pronuncia sus últimas palabras:

-Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen (23,34).

-Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu (23,46).

 

Jesús joven es amigo de los jóvenes

Tratándose de los jóvenes, Jesús jamás se olvida de haber sido joven.

Él recorre las etapas de la vida de toda persona humana: niñez,

adolescencia, juventud, edad adulta (Doc. de Santo Domingo, 111).

Para todos ellos, Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida (Jn 14,5).

*Jesús se preocupa de los jóvenes que son víctimas de las diversas

formas de violencia. Recordemos el caso de aquella joven, utilizada

por su madre Herodías para dar muerte a Juan Bautista (Mc 6,17-29).

*En cierta ocasión, Jesús sana a un joven epiléptico y tomándolo de

la mano, lo levanta; al instante el joven se pone de pie (Mc 9,14-29).

*Al joven rico, esclavo de sus bienes materiales, Jesús le muestra

un camino diferente: Anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres,

y tendrás un tesoro en el cielo, luego sígueme (Mt 19,16-22).

*Jesús resucita al hijo único de una madre viuda, que muere antes

de tiempo, diciéndole: Joven, a ti te digo: ¡Levántate! (Lc 7,11-17).

*El Profeta de Nazaret da de comer a más de cinco mil personas,

gracias a la solidaridad de un joven que da todo lo que tiene: Cinco

panes de cebada (el pan de los pobres) y dos pescados (Jn 6, 1-15).

*Jesús muestra el rostro misericordioso de un padre de familia,

que ama con igual medida  tanto al hijo menor que vuelve al hogar,

como al hijo mayor que se ha quedado en casa (Lc 15,11-32)

*Cuando todos los discípulos abandonan a Jesús y huyen,

un joven cubierto solo por una sábana le sigue. Al ser detenido,

aquel joven suelta la sábana y huye desnudo (Mc 14,50-52).

*Muy de madrugada, María Magdalena, María de Santiago y Salomé

van al sepulcro; al llegar ven a un joven vestido con un hábito blanco

que les dice: No tengan miedo. Ustedes buscan a Jesús de Nazaret,

el crucificado. No está aquí, ha resucitado (Mc 1-8).

   Sigamos reflexionando en el Mensaje del Concilio a los jóvenes:

Ustedes van a recibir la antorcha de manos de sus mayores,

y van a vivir en el mundo en el momento de las más gigantescas

transformaciones de su historia. Son ustedes los que, recogiendo lo

mejor del ejemplo y de las enseñanzas de sus padres y maestros, van

a formar la sociedad de mañana; se salvarán o perecerán con ella…

Es para ustedes los jóvenes, sobre todo para ustedes, por lo que

la Iglesia acaba de alumbrar en su Concilio una luz,

luz que alumbrará el porvenir (8 de diciembre 1965).     

J. Castillo A.

 

UNA FAMILIA DIFERENTE

   Entre los católicos se defiende casi instintivamente el valor de la familia, pero no siempre nos detenemos a reflexionar el contenido concreto de un proyecto familiar, entendido y vivido desde el Evangelio. ¿Cómo sería una familia inspirada en Jesús?

   La familia, según Él, tiene su origen en el misterio del Creador que atrae a la mujer y al varón a ser “una sola carne”, compartiendo su vida en una entrega mutua, animada por un amor libre y gratuito. Esto es lo primero y decisivo. Esta experiencia amorosa de los padres puede engendrar una familia sana.

   Siguiendo la llamada profunda de su amor, los padres se convierten en fuente de vida nueva. Es su tarea más apasionante. La que puede dar una hondura y un horizonte nuevo a su amor. La que puede consolidar para siempre su obra creadora en el mundo.

   Los hijos son un regalo y una responsabilidad. Un reto difícil y una satisfacción incomparable. La actuación de Jesús, defendiendo siempre a los pequeños y abrazando y bendiciendo a los niños, sugiere la actitud básica: cuidar la vida frágil de quienes comienzan su andadura por este mundo. Nadie les podrá ofrecer nada mejor.

   Una familia cristiana trata de vivir una experiencia original en medio de la sociedad actual, indiferente y agnóstica: construir su hogar desde Jesús. Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. Es Jesús quien alienta, sostiene y orienta la vida sana de la familia.

   El hogar se convierte entonces en un espacio privilegiado para vivir las experiencias más básicas de la fe cristiana: la confianza en un Dios Bueno, amigo del ser humano; la atracción por el estilo de vida de Jesús; el descubrimiento del proyecto de Dios, de construir un mundo más digno, justo y amable para todos. La lectura del Evangelio en familia es, para todo esto, una experiencia decisiva.

   En un hogar donde se le vive a Jesús con fe sencilla, pero con pasión grande, crece una familia siempre acogedora, sensible al sufrimiento de los más necesitados, donde se aprende a compartir y a comprometerse por un mundo más humano. Una familia que no se encierra solo en sus intereses sino que vive abierta a la familia humana.

   Muchos padres viven hoy desbordados por diferentes problemas, y demasiado solos para enfrentarse a su tarea. ¿No podrían recibir una ayuda más concreta y eficaz desde las comunidades cristianas? A muchos padres creyentes les haría mucho bien encontrarse, compartir sus inquietudes y apoyarse mutuamente. No es evangélico exigirles tareas heroicas y desentendernos luego de sus luchas y desvelos.   

José Antonio Pagola (2012)       

 

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Noviembre 2017
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2017
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones