Sábado, 13 de Abril del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  5280,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
LA MISIÓN DE UN PROFETA
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=1788&web=homilias-mensajes

4º Domingo, Tiempo Ordinario, ciclo C: 31 de enero del 2016

Jer 1,4-5. 17-19  -  1Cor 12,31--13,13  -  Lc 4,21-30

 

LA MISIÓN DE UN PROFETA

   ¿Los cristianos podemos permanecer ciegos… sordos… mudos

en una sociedad donde hay injusticia, violencia, corrupción… y donde

se rechaza los valores del Reino: verdad, libertad, justicia, paz…?

¿Qué nos impide tomar en serio las enseñanzas y obras de Jesús?

¿Por qué Jesús es despreciado… perseguido… crucificado…?

 

Hoy se cumple esta Escritura que acaban de oír

En la sinagoga de Nazaret, después de leer el texto del profeta Isaías,

Jesús dice: Hoy se cumple esta Escritura que acaban de oír.

  “Hoy” atraviesa el Evangelio de Lucas… y tiene mucha actualidad.

*Al oír que el ángel les dice: Hoy ha nacido para ustedes el Salvador,

aquellos pastores, pobres y despreciados, van a Belén y, en un establo,

encuentran al niño Jesús…Dios se revela a la gente sencilla (Lc 10,21).

*Jesús que anuncia Buena Noticia a los pobres y libera a los cautivos,

nos dice: Hoy se cumple esta Escritura que acaban de oír. También

hoy los pobres deben tener un sitio preferencial en nuestros corazones.

*Cuando Jesús sana a un paralítico, la gente exclama: Hoy hemos

visto cosas increíbles (Lc 5,17-26). En cambio, los maestros de la ley

y los fariseos buscan la manera de acabar con Jesús (Lc 6,6-11).

*El camino de Jesús es dar vida, por eso dice: Hoy y mañana expulso

demonios y sano enfermosHoy, mañana y pasado mañana tengo

que seguir mi viaje. Herodes Antipas, por el contrario, es un asesino:

¡Jerusalén, Jerusalén que matas a los profetas…! (Lc 13,31-35).

*Zaqueo es rico pero despreciado. Sin embargo, acoge a Jesús que

le dice: Hoy tengo que hospedarme en tu casa. Gracias al encuentro

con Jesús, Zaqueo se convierte, da la mitad de sus bienes a los pobres,

y a quienes ha robado les devuelve cuatro veces más. Jesús que vino a

salvar, le dice: Hoy ha llegado la salvación a esta casa (Lc 19,1-10).

*Uno de los malhechores confía en Jesús y le suplica: Acuérdate de mí

cuando llegues a tu Reino. Jesús que acoge a publicanos y pecadores

le responde: Hoy estarás conmigo en el paraíso (Lc 23,39-43).

 

Ningún profeta es aceptado en su tierra

   Comprometerse con los pobres, ciegos, oprimidos, paganos…

-como lo hace Jesús en la sinagoga de Nazaret- trae serios problemas.

Curiosamente, los habitantes de aquella pequeña aldea de Nazaret

conocen a Jesús como el hijo de José, lo han visto crecer y trabajar;

pero son incapaces de reconocerlo como el Profeta enviado por Dios.

Solo quieren que haga en su tierra lo que hizo en Cafarnaún, es decir,

quieren ver en Jesús, no al Profeta de Dios que viene a liberarlos,

sino a un “mago o curandero” que dé prestigio a su pequeño pueblo.

Por eso, Jesús les dice: Ningún profeta es aceptado en su tierra.

   ¿Por qué muchas veces los pobres excluidos actúan de esa manera,

y muchos de ellos sueñan con llegar a ser como los ricos?

Ciertamente, los pobres no son unos santos y, por eso mismo,

tampoco es justo decir que solo ellos son culpables de su pobreza.

La verdad es que los pobres son producto del capitalismo salvaje,

que desde hace varios siglos los “fabrica” por cientos de millones.

Tampoco debemos olvidar que el capitalismo salvaje crece sin parar,

con la complicidad de “gente buena”… y de autoridades corruptas.

  

Jesús pasa en medio de ellos y sigue su camino

   Los judíos esperaban un Mesías que los libraría de la opresión

romana, y se habían olvidado de acoger al extranjero (Lev 19,33s).

Cuando Jesús les recuerda que Elías es enviado a una viuda extranjera

para salvarle del hambre y devolver la vida a su hijo (1Re 17)…

y que Eliseo sana a Naamán extranjero y enfermo de lepra (2Re 5)…

sus paisanos se enfurecen y lo arrastran a un barranco para arrojarlo.

Pero Jesús responde sin violencia, se abre paso y sigue su camino.

   Más tarde, en un llano, al ver una multitud, levanta los ojos y dice:

Amen a sus enemigos. Hagan el bien a los que les odian. Bendigan

a los que les maldicen. Oren por los que les calumnian (Lc 6,27s).

   Antes de morir, Jesús sigue ofreciendo amor, paz, perdón… y dice:

Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen (Lc 23,34).

   Pablo, ya convertido, nos habla sobre el amor cristiano (2ª lectura):

El amor es paciente, es servicial, no es envidioso ni busca aparentar.

No es orgulloso ni actúa con bajeza. No busca su interés. No se irrita.

Deja atrás las ofensas y las perdona. Nunca se alegra de la injusticia,

sino de la verdad. Todo lo disculpa, todo lo espera, todo lo soporta…

Ahora tenemos: fe, esperanza y amor; el más grande es el amor.

J. Castillo A.

 

PRIVADOS DE ESPÍRITU PROFÉTICO

   Sabemos que históricamente la oposición a Jesús se fue gestando poco a poco: el recelo de los escribas, la irritación de los maestros de la ley y el rechazo de los dirigentes del templo fueron creciendo hasta acabar en su ejecución en la cruz.

   También lo sabe el evangelista Lucas. Pero, intencionadamente, forzando incluso su propio relato, habla del rechazo frontal a Jesús en la primera actuación pública que describe. Desde el principio han de tomar conciencia los lectores de que el rechazo es la primera reacción que encuentra Jesús entre los suyos al presentarse como Profeta.

   Lo sucedido en Nazaret no es un hecho aislado. Algo que sucedió en el pasado. El rechazo a Jesús cuando se presenta como Profeta de los pobres, liberador de los oprimidos y perdonador de los pecadores, se puede ir produciendo entre los suyos a lo largo de los siglos.

   A los seguidores de Jesús nos cuesta aceptar su dimensión profética. Olvidamos casi por completo algo que tiene su importancia. Dios no se ha encarnado en un sacerdote, consagrado a cuidar la religión del templo. Tampoco en un letrado ocupado en defender el orden establecido por la ley. Se ha encarnado y revelado en un Profeta, enviado por el Espíritu a anunciar a los pobres la Buena Noticia y a los oprimidos la liberación.

   Olvidamos que la religión cristiana no es una religión más, nacida para proporcionar a los seguidores de Jesús las creencias, ritos y preceptos adecuados para vivir su relación con Dios. Es una religión profética, impulsada por el Profeta Jesús para promover un mundo más humano, orientado hacia su salvación definitiva en Dios.

   Los cristianos tenemos el riesgo de descuidar, una y otra vez, la dimensión profética que nos ha de animar a los seguidores de Jesús. A pesar de las grandes manifestaciones proféticas que se han ido dando en la historia cristiana, no deja de ser verdad lo que afirma el reconocido teólogo H. von Balthasar, a finales del siglo segundo: cae sobre el espíritu (profético) de la Iglesia una escarcha que no ha vuelto a quitarse del todo.

   Hoy, de nuevo, preocupados por restaurar “lo religioso” frente a la secularización moderna, los cristianos corremos el peligro de caminar hacia el futuro privados de espíritu profético. Si es así, nos puede suceder lo que a los vecinos de Nazaret: Jesús se abrirá paso entre nosotros y “se alejará” para proseguir su camino. Nada le impedirá seguir su tarea liberadora. Otros, venidos de fuera, reconocerán su fuerza profética y acogerán su acción salvadora.

José Antonio Pagola (2013)

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Abril 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones