Miércoles, 28 de Febrero del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  9787,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
Santísima Trinidad, ciclo B: 27 de mayo del 2018
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=3947&web=homilias-mensajes

PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO

   El texto de  san Mateo, escrito entre los años 80 y 90, nos presenta

la misión que Jesús confía a sus discípulos, de ayer y de hoy.

*Así como Jesús inicia el anuncio del Reino, desde Galilea (Mt 4,12),

también sus seguidores debemos hacerlo desde los marginados.

*Se narra la importancia del bautismo… y el anuncio del Evangelio.

*Jesús no nos deja huérfanos, Él está con nosotros todos los días.

 

Hagan que todos los pueblos sean mis discípulos

   Cuando Jesús dice a sus discípulos: Se me ha dado pleno poder,

no se trata de un poder (autoridad) para dominar, sino para servir.

Este poder para servir ya fue reconocido por personas sencillas,

quienes, al presenciar la curación de un paralítico,

alaban a Dios que ha dado tal poder a los hombres (Mt 9,1-8).

Recordemos también las palabras de Jesús contra toda ambición:

Quien entre ustedes quiere ser grande, debe servir a los demás,

y el que quiere ser el primero, deberá ser esclavo de los demás.

Lo mismo que el Hijo del hombre que no vino para que le sirvan,

sino para servir y para dar su vida… (Mt 20,25ss).

   Ahora bien, la misión que Jesús confía a sus discípulos/as,

consiste en que todos los hombres y mujeres del mundo,

se hagan seguidores de Jesús, de sus enseñanzas y de sus obras.

No se trata de adoctrinar, sino de anunciar el Reino de Dios,

para vivir como hijos del Padre (filiación),

y como hermanos entre nosotros (fraternidad).

   Es el mismo Jesús quien nos enseñó la oración del Padre nuestro,

pues al ser sus hijos adoptivos, le decimos Abbá, Padre (2ª lectura).

Y al ser hermanos entre nosotros, no debe faltar el pan de cada día;

ojalá sigamos el ejemplo de nuestros hermanos mayores en la fe:

Entre ellos no había pobres, pues los que tenían campos o casas,

los vendían y entregaban el dinero a los apóstoles,

quienes repartían a cada uno según su necesidad (Hch 4,32ss).

Bautícenlos… y anuncien el Evangelio

   Después que Jesús fue bautizado con su pueblo, en el río Jordán,

el Espíritu Santo desciende sobre Él, y la voz del Padre dice:

Éste es mi Hijo amado, a quien he elegido (Mt 3,13-17).

   Tratándose de nuestro bautismo, la fórmula del texto griego es:

Bautícenlos para consagrarlos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

No olvidemos: que el ser humano es imagen de Dios (Gen 1,26),

y que el templo de Dios es santo y ese templo somos nosotros (1Cor 3).

   Jesús que enseña con autoridad y no como los escribas (Mt 7,29),

nos pide seguir su ejemplo: anunciar la Buena Noticia del Reino,

y sanar toda clase de enfermedades y dolencias (Mt 9,35): 

*Discurso del monte (5.1-7,29). Empieza con las bienaventuranzas,

que viene a ser un verdadero programa para los discípulos de Jesús.

*Discurso de instrucción a los doce apóstoles (10.1-11,1).

*Discurso sobre el Reino de los cielos, en siete parábolas (13,1-52).

*Discurso sobre la vida de la comunidad (18,1-35).

*Discurso sobre el fin de los tiempos (24,1-25,46). Al respecto,

tengamos presente las palabras de Jesús, el Hijo del hombre:

Lo que hicieron a mis hermanos insignificantes, me lo hicieron a mí.

 

Yo estoy con ustedes

   La presencia de Jesús entre nosotros, atraviesa el texto de Mateo.

*Refiriéndose al nacimiento de Jesús, Mateo cita a Isaías que dice:

La virgen concebirá y dará a luz un hijo que se llamará Emmanuel,

que significa: Dios con nosotros (Mt 1,22s, cf. Is 7,14).

Al pronunciar este nombre, los cristianos creemos que Dios Padre

nos acompaña y salva en su Hijo Jesús (que significa: Dios Salva).

*En el discurso sobre la vida de la comunidad,

Jesús nos sigue diciendo: Donde dos o tres se reúnen en mi nombre,

yo estoy allí, en medio de ellos (Mt 18,20).

*Creemos que Jesús está con nosotros en la Eucaristía (Mt 26,26ss).

Nosotros al participar en la Misa, ¿nos reunimos en su nombre?

*Tampoco debemos olvidar que Jesús está con nosotros,

en sus hermanos que necesitan ayuda y solidaridad (Mt 25,31ss):

La Iglesia reconoce en los pobres la imagen de su Fundador pobre…

y procura servir en ellos a Cristo (Concilio Vaticano II, GS, n.8).

*Hoy, en medio de tantos problemas, no perdamos la esperanza,

pues Jesús está con nosotros, hasta el fin del mundo (Mt 28).   J.C.A

 

EL MEJOR AMIGO

   En el núcleo de la fe cristiana en un Dios trinitario hay una afirmación esencial. Dios no es un ser tenebroso e impenetrable, encerrado egoístamente en sí mismo. Dios es Amor y solo Amor. Los cristianos creemos que en el misterio último de la realidad, dando sentido y consistencia a todo, no hay sino Amor.

   Jesús no ha escrito ningún tratado acerca de Dios. En ningún momento lo encontramos exponiendo a los campesinos de Galilea doctrina sobre Él. Para Jesús, Dios no es un concepto, una bella teoría, una definición sublime. Dios es el mejor Amigo del ser humano.

   Los investigadores no dudan de un dato que recogen los evangelios. La gente que escuchaba a Jesús hablar de Dios y le veía actuar en su nombre, experimentaba a Dios como una Buena Noticia. Lo que Jesús dice de Dios les resulta algo nuevo y bueno. La experiencia que comunica y contagia les parece la mejor noticia que pueden escuchar de Dios. ¿Por qué?

   Tal vez lo primero que captan es que Dios es de todos, no solo de los que se sienten dignos para presentarse ante Él en el templo. Dios no está atado a un lugar sagrado. No pertenece a una religión. No es propiedad de los piadosos que peregrinan a Jerusalén. Según Jesús, hace salir su sol sobre buenos y malos. Dios no excluye ni discrimina a nadie. Jesús invita a todos a confiar en Él: Cuando oréis decid: ¡Padre!

   Con Jesús van descubriendo que Dios no es solo de los que se acercan a Él cargados de méritos. Antes que a ellos, escucha a quienes le piden compasión porque se sienten pecadores sin remedio. Según Jesús, Dios anda siempre buscando a los que viven perdidos. Por eso se siente tan amigo de pecadores. Por eso les dice que Él ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido.

   También se dan cuenta de que Dios no es solo de los sabios y entendidos. Jesús le da gracias al Padre porque le gusta revelar a los pequeños cosas que les quedan ocultas a los ilustrados. Dios tiene menos problemas para entenderse con el pueblo sencillo que con los doctos que creen saberlo todo.

   Pero fue, sin duda, la vida de Jesús, dedicado en nombre de Dios a aliviar el sufrimiento de los enfermos, liberar a  poseídos por espíritus malignos, rescatar a leprosos de la marginación, ofrecer el perdón a pecadores y prostitutas..., lo que les convenció que Jesús experimentaba a Dios como el mejor Amigo del ser humano, que solo busca nuestro bien y solo se opone a lo que nos hace daño. Los seguidores de Jesús nunca pusieron en duda que el Dios encarnado y revelado en Jesús es Amor y solo Amor hacia todos.

José Antonio Pagola (2012)

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Febrero 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones