Sábado, 6 de Marzo del 2021
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  9066,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
15║ Domingo, Tiempo Ordinario, ciclo B: 15 de julio del 2018
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=4071&web=homilias-mensajes

IGLESIA POBRE ENTRE LOS POBRES

   La Iglesia siente cada vez más fuerte

el impulso del Espíritu a ser pobre entre los pobres,

a recordar la necesidad de conformarse con el ideal de pobreza

predicado y practicado por Jesús (Juan Pablo II, 24 noviembre 1994).

   Por eso, cuando des un banquete invita a pobres, mancos, cojos,

ciegos; y tú serás feliz porque ellos no pueden pagarte (Lc 14,13s).

 

Hacen falta cristianos ligeros de equipaje

   Jesús no se desanima por el desprecio que recibe en Nazaret.

Sigue enseñando en los pueblos vecinos y, para esta misión,

envía a sus discípulos con indicaciones precisas que valen para hoy:

Predicar la conversión, desde la pobreza… y sanar a los enfermos

  El 16 de nov.1965, cuarenta obispos del Concilio Vaticano II

firmaron: El pacto de las catacumbas. He aquí algunos compromisos:

-Procuraremos vivir según el modo ordinario de nuestra población

 en lo que toca a casa, comida, medios de locomoción…

-Renunciamos para siempre a la apariencia y la realidad

 de la riqueza, especialmente, en el vestir (ricas vestimentas,

 colores llamativos) y en símbolos de metales preciosos…

-Rechazamos que… nos llamen con nombres y títulos que expresen

 grandeza y poder (Eminencia, Excelencia, Monseñor)

   En consecuencia: *Donde hay desigualdad, hace falta una Iglesia

que sea Pueblo de Dios, germen de vida, dignidad, justicia, paz.

*Donde los ricos se imponen con violencia, hace falta una Iglesia

 que camine en medio del pueblo, con misericordia y olor a oveja.

*Donde hay gastos en adornos superfluos, hace falta una Iglesia

 pobre entre los pobres, servidora y profética ante las injusticias.

*Donde hay corrupción, hace falta una Iglesia que tome distancia

del sistema económico y político vigente, que opte por las víctimas,

denunciando a los responsables que explotan a las personas sencillas.

   Nosotros, no podemos callar lo que hemos visto y oído (Hch 4,20).

Quédense en la casa donde entren

   Jesús deja de lado el lujoso templo de Jerusalén y las sinagogas,

y da más importancia a la familia, al hogar, a la casa. Él nos dice:

Cuando entren en una casa, quédense allí hasta que se marchen

   En nuestros días, si los párrocos conociéramos a nuestros fieles,

no sería necesario exigir a los novios tantos requisitos;

ni abandonarlos a su suerte, después de la ceremonia religiosa.

¿Puede una madre olvidar y dejar de amar al hijo de sus entrañas?

Pero, aunque ella se olvide, yo tu Dios no te olvidaré (Is 49,14ss).

   Que nuestra pastoral familiar acompañe a los esposos,

en los primeros años de la vida matrimonial (AL, 2016, n.217ss).

   Sobre la familia, el Papa Juan Pablo II -en Puebla- dijo lo siguiente:

Haced todos los esfuerzos para que haya una pastoral familiar.

Luego insiste en dar prioridad a esta pastoral, pues la evangelización

-en el futuro- depende en gran parte de la Iglesia doméstica (1979).

   Teniendo en cuenta estas palabras, el Documento de Puebla afirma:   

Urge un diligente cuidado pastoral para evitar males provenientes de

-la falta de educación en el amor,

-la falta de preparación al matrimonio,

-el descuido de la evangelización de la familia, y

-de la formación de los esposos para la paternidad responsable (578).

La Pastoral Familiar es evangelizadora, profética y liberadora…

Busca caminos para que las parejas y las familias puedan avanzar

en su vocación al amor y en su misión de formar personas,

educar en la fe, contribuir al desarrollo (n.591ss).

   Sobre la vida humana y el medio ambiente, el Papa Francisco dice:

Entre los pobres más abandonados y maltratados,

está nuestra oprimida y devastada tierra (LS, n.2). Luego añade: 

Contra la llamada cultura de la muerte,

la familia constituye la sede de la cultura de la vida

En la familia se cultivan los hábitos de amor y cuidado de la vida,

por ejemplo, el uso correcto de las cosas, el orden, la limpieza,

el respeto al ecosistema local y la protección de todo lo creado…

En la familia se aprende a pedir permiso sin avasallar,

a decir gracias como expresión de una sentida valoración

de las cosas que recibimos, a dominar la agresividad

o la voracidad, y a pedir perdón cuando hacemos algún daño.

Estos pequeños gestos ayudan a construir una cultura de la vida. JCA

 

EVANGELIZACIÓN NUEVA

    En la Iglesia se siente hoy la necesidad de una nueva evangelización. ¿En qué puede consistir? ¿Dónde puede estar su novedad? ¿Qué hemos de cambiar? ¿Cuál fue realmente la intención de Jesús al enviar a sus discípulos a prolongar su tarea evangelizadora?

   El relato de Marcos deja claro que solo Jesús es la fuente, el inspirador y el modelo de la acción evangelizadora de sus seguidores. Éstos actuarán con su autoridad. No harán nada en nombre propio. Son enviados de Jesús. No se predicarán a sí mismos: solo anunciarán su Evangelio. No tendrán otros intereses: solo se dedicarán a abrir caminos al Reino de Dios.

   La única manera de impulsar una “nueva evangelización” es purificar e intensificar esta vinculación con Jesús. No habrá nueva evangelización si no hay nuevos evangelizadores, y no habrá nuevos evangelizadores si no hay un contacto más vivo, lúcido y apasionado con Jesús. Sin Él haremos todo menos introducir su Espíritu en el mundo.

   Al enviarlos, Jesús no deja a sus discípulos abandonados a sus fuerzas. Les da su autoridad, que no es un poder para controlar, gobernar o dominar a los demás, sino su fuerza para expulsar espíritus inmundos, liberando a las gentes de lo que esclaviza, oprime y deshumaniza a las personas y a la sociedad.

   Los discípulos saben muy bien qué les encarga Jesús. Nunca lo han visto gobernando a nadie. Siempre lo han conocido curando heridas, aliviando el sufrimiento, regenerando vidas, liberando de miedos, contagiando confianza en Dios. “Sanar” y “liberar” son tareas prioritarias en la actuación de Jesús. Darían un rostro radicalmente diferente a nuestra evangelización.

   Jesús los envía con lo necesario para caminar. Según Marcos, solo llevarán bastón, sandalias y una túnica. No necesitan de más para ser testigos de lo esencial. Jesús los quiere ver libres y sin ataduras; siempre disponibles, sin instalarse en el bienestar; confiando en la fuerza del Evangelio.

   Sin recuperar este estilo evangélico, no hay “nueva evangelización”. Lo importante no es poner en marcha nuevas actividades y estrategias, sino desprendernos de costumbres, estructuras y servidumbres que nos están impidiendo ser libres para contagiar lo esencial del Evangelio con verdad y sencillez.

   La Iglesia ha perdido ese estilo itinerante que sugiere Jesús. Su caminar es lento y pesado. No acierta a acompañar a la humanidad. No tenemos agilidad para pasar de una cultura a otra. Nos agarramos al poder que hemos tenido. Nos enredamos en intereses que no coinciden con el Reino de Dios. Necesitamos conversión.

José Antonio Pagola (2012)

     

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Marzo 2021
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2021
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones