Jueves, 18 de Abril del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  9643,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
21º Domingo, Tiempo Ordinario, ciclo B: 26 de agosto del 2018
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=4177&web=homilias-mensajes

*Nosotros serviremos al Señor: Él es nuestro Dios (Jos 24,1-18)

*Cristo ama a su Iglesia y se entrega a sí mismo por ella (Ef 5,21-32)

*Pedro le dice: Señor, Tú tienes palabras de vida eterna (Jn 6,60-69)

 

JESÚS TIENE PALABRAS DE VIDA ETERNA

   Al recorrer los pueblos y las ciudades de la región de Galilea,

Jesús anuncia el proyecto de vida que Dios Padre le ha confiado.

   Ahora bien, los terratenientes que se enriquecen explotando,

y los escribas y fariseos que imponen cargas insoportables,

y ellos mismos ni siquiera mueven un dedo para llevarlas (Lc 11,46);

¿aceptarán el proyecto de vida que Jesús anuncia y practica?

 

Lo que dice es inaceptable, ¿quién puede hacerle caso?

   Las enseñanzas y obras de Jesús sobre una vida plena y verdadera,

escandalizan no solo a los judíos que le escuchan en la sinagoga,

sino también a los fariseos, a los maestros de la ley, a los sacerdotes,

a los terratenientes, a los ricos, a las autoridades… Estos personajes,

según el evangelio de Juan, no están de acuerdo con Jesús que:

-purifica el templo de Jerusalén convertido en un mercado

-sana a un paralítico dejando de lado las observancias del sábado

-se ofrece como pan que da vida y como bebida de salvación

-libera a una mujer adúltera diciéndole: yo tampoco te condeno

-da capacidad de ver a un joven ciego, y deja ciegos a los que ven...

-llora por su amigo Lázaro que ha muerto, devolviéndole la vida

-nos pide amarnos mutuamente, dando la vida por el prójimo…

   Por actuar de esta manera: sus discípulos le abandonan (Jn 6,66),

sus familiares no creen en Él (Jn 7,5), los sacerdotes y fariseos

ordenan -en nombre de la religión- denunciar el paradero de Jesús,

para arrestarlo y darle muerte (Jn 11,47-57).

   Hoy, se persigue también a quienes trabajan por salvar

la vida de los seres humanos y la vida de nuestra madre tierra,

y por denunciar la industrialización salvaje y descontrolada (DA).

Sin embargo, debemos ser fieles a Jesús que también fue perseguido:

Si el mundo les odia, sepan que primero me odió a mí…

Si me han perseguido, también a ustedes les perseguirán…

Quien me odia a mí, odia al Padre… (Jn 15,18ss).

Las palabras que les digo son espíritu y vida

   Cuando Jesús se da cuenta que muchos de sus discípulos le critican,

responde: las palabras que les digo son espíritu y son vida.

   Al respecto recordemos lo que Jesús dice a la samaritana:

Créeme, mujer, llega la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén,

se dará culto al Padre… Ha llegado la hora, en que los verdaderos

adoradores, adorarán al Padre en espíritu y en verdad,

esos son los adoradores que busca el Padre. Dios es Espíritu,

y los que le adoran deben hacerlo en espíritu y verdad (Jn 4,21ss).

   Actualmente: ¿Por qué hay católicos que abandonan la Iglesia?

¿No será porque escuchan: temas teóricos que a nadie le interesa…

y respuestas complicadas que nadie entiende…?

   El verdadero servicio que debemos ofrecer en nuestros días,

es poner al alcance de los hombres y mujeres de buena voluntad,

la persona de Jesús, la Buena Noticia que anuncia y sus obras

siendo breves para que nos escuchen, claros para que entiendan,

y auténticos (respaldado con nuestro testimonio) para que nos crean.

   Tengamos presente también que el Evangelio: -es vida y verdad

-es camino para construir una sociedad justa, humana, fraterna…

-es fruto del amor de Jesús a Dios Padre y a nosotros sus hermanos.

  

Señor, ¿a quién acudiremos? Tú tienes palabras de vida eterna

   El mensaje de Jesús pide optar: o nos comprometemos con la vida

o permanecemos esclavos con proyectos de explotación y muerte

   Al ver que muchos de sus discípulos le abandonan y no andan con Él

(inicialmente fueron más de cinco mil personas que se alimentaron),

Jesús toma la iniciativa, se dirige al grupo de los Doce, y pregunta:

¿También ustedes quieren abandonarme?

   La respuesta de Simón Pedro es una verdadera confesión de fe:

Señor, ¿a quién acudiremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

   Desde entonces, Jesús da preferencia a los pequeños grupos:

Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, yo estoy en medio de ellos.

Tengamos presente que nuestros obispos en Aparecida (nº 308) dijeron:

Las pequeñas comunidades eclesiales son un ámbito propicio para:

-escuchar la Palabra de Dios, -vivir la fraternidad,

-animar en la oración, -profundizar procesos de formación en la fe,

-fortalecer el compromiso de ser apóstoles en la sociedad de hoy.

Ellas son lugares de experiencia cristiana y evangelización.     J.C.A.

 

PREGUNTA DECISIVA

   El evangelio de Juan ha conservado el recuerdo de una fuerte crisis entre los seguidores de Jesús. No tenemos apenas datos. Solo se nos dice que a los discípulos les resulta duro su modo de hablar. Probablemente les parece excesiva la adhesión que reclama de ellos. En un determinado momento, muchos discípulos suyos se echaron atrás. Ya no caminaban con Él.

   Por primera vez Jesús experimenta que sus palabras no tienen la fuerza deseada. Sin embargo, no las retira sino que se reafirma más: Las palabras que os he dicho son espíritu y son vida. Y con todo, algunos de vosotros no creen. Sus palabras parecen duras pero transmiten vida, hacen vivir pues contienen Espíritu de Dios.

   Jesús no pierde la paz. No le inquieta el fracaso. Dirigiéndose a los Doce les hace la pregunta decisiva: ¿También vosotros queréis marcharos? No los quiere retener por la fuerza. Les deja la libertad de decidir. Sus discípulos no han de ser siervos sino amigos. Si quieren puede volver a sus casas.

   Una vez más Pedro responde en nombre de todos. Su respuesta es ejemplar. Sincera, humilde, sensata, propia de un discípulo que conoce a Jesús lo suficiente como para no abandonarlo. Su actitud puede todavía hoy ayudar a quienes con fe vacilante se plantean prescindir de toda fe.

   Señor, ¿a quién vamos a acudir? No tiene sentido abandonar a Jesús de cualquier manera, sin haber encontrado un maestro mejor y más convincente: Si no siguen a Jesús se quedarán sin saber a quién seguir. No se han de precipitar. No es bueno quedarse sin luz ni guía en la vida.

   Pedro es realista. ¿Es bueno abandonar a Jesús sin haber encontrado una esperanza más convincente y atractiva? ¿Basta sustituirlo por un estilo de vida rebajada, sin apenas metas ni horizonte? ¿Es mejor vivir sin preguntas, planteamientos ni búsqueda de ninguna clase?

   Hay algo que Pedro no olvida: Tú tienes palabras de vida eterna. Siente que las palabras de Jesús no son palabras vacías ni engañosas. Junto a Él han descubierto la vida de otra manera. Su mensaje les ha abierto a la vida eterna. ¿Con qué podrían sustituir el Evangelio de Jesús? ¿Dónde podrán encontrar una Noticia mejor de Dios?

   Pedro recuerda, por último, la experiencia fundamental. Al convivir con Jesús han descubierto que viene del misterio de Dios. Desde lejos, a distancia, desde la indiferencia o el desinterés no se puede reconocer el misterio que se encierra en Jesús. Los Doce lo han tratado de cerca. Por eso pueden decir: Nosotros creemos y sabemos. Seguirán junto a Jesús.

José Antonio Pagola (2012)

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Abril 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones