Jueves, 18 de Abril del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  6753,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
SANTA ROSA DE LIMA, 30 de agosto
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=4178&web=homilias-mensajes

*Dios compasivo revela sus secretos a los humildes. (Eclo 3,17-24)

*Todo lo considero basura con tal de ganarme a Cristo. (Flp 3,8-14)

*El reino de los cielos es como la mostaza y la levadura (Mt 13,31-35)

 

ROSA Y SU VIDA CRISTIANA COMO LAICA

  Con dos breves parábolas Jesús anuncia que el Reino de Dios crece,

como la semilla de mostaza, desde lo insignificante y pequeño;

y es como la levadura que hace fermentar la harina para hacer el pan.

   Ahora bien, Rosa de Lima nos da testimonio de una vida sencilla,

ella acoge en su hogar, sobre todo, a los pobres indios y negros,

y tiene una gran preocupación por las misiones.

 

El Reino de los cielos se parece a un grano de mostaza

   No olvidemos que la pequeña semilla de la mostaza es perjudicial,

porque se multiplica con facilidad y acaba con las plantas útiles;

luego vienen las aves, otra plaga, que se aprovechan de los frutos.

Para muchos poderosos, el Reino de los cielos es perjudicial,

y no pueden librarse de él, aunque calumnien, persiguen o asesinen.

   Por ello, Jesús no compara el Reino de los cielos con el cedro,

que nos llevaría a buscar: poder, dinero, privilegio, honor, éxito…

El ideal que Jesús nos propone está en lo pequeño, humilde, ordinario;

y da más importancia al hogar, a la familia, a la iglesia doméstica.

   Isabel Flores de Oliva nace, en Lima, el 20 de abril de 1586,

y es bautizada el 25 de mayo, un domingo de Pentecostés.

Sus padres: Gaspar Flores (natural de Puerto Rico),

y María de Oliva (limeña), tienen un hogar pobre, con 13 hijos/as.

   En 1597, su padre se hace cargo de un obraje minero en Quives.

Allí, Isabel es confirmada por Toribio de Mogrovejo (1538-1606),

arzobispo de Lima, organizador de la Iglesia en el Perú y Sudamérica,

animador de la catequesis, promotor de las vocaciones sacerdotales,

y defensor de los derechos de los indios pobres y despreciados.

   Es en Quives donde Isabel ve que los indios pobres de la Sierra,

son obligados a trabajar en las minas, en condiciones infrahumanas;

como denuncia Fr. Domingo de Santo Tomás (en una carta de 1550),

al decir que las minas de plata de Potosí (Bolivia) es boca del infierno,

donde la codicia de los españoles sacrifica gran cantidad de indios.

El Reino de los cielos se parece a la levadura

   En esta segunda parábola, hay otro elemento cultural: la levadura,

que para los judíos -de esa época- es algo negativo para lo sagrado;

por este motivo, durante la Cena pascual comían pan sin levadura.

Levadura escondida en la masa es, exactamente, como los poderosos

miran el movimiento de Jesús, algo que molesta “desde adentro”.

   Cuando Rosa cumple 20 años de edad, no ingresa a un claustro,

sino que vive los votos religiosos en su casa, iglesia doméstica,

vistiendo el hábito de terciaria dominica.

Es decir, como una seglar, se dedica a la oración… al silencio…

a la soledad… Es contemplativa sin dejar sus ocupaciones familiares.

   Como siempre, esta forma de vida trae ciertos problemas:

El día en que su madre la reprende por atender en la casa

a pobres y enfermos, Santa Rosa de Lima le contesta:

Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús.

No debemos cansarnos de ayudar a nuestro prójimo,

porque en ellos servimos a Jesús (Catecismo, 1992, n.2449).  

   Los devotos de Santa Rosa de Lima deberíamos preguntarnos:

¿Somos servidores de los pobres y enfermos -hermanos de Jesús-?

Como cristianos/as, ¿somos sal y luz de la tierra? (Mt 5,13ss).

¿Por qué derrochamos tiempo y dinero en adornos superfluos?

¿Qué hemos hecho de las palabras de Jesús que nos sigue diciendo:

Tuve hambre y ustedes me alimentaron… lo que hicieron

a estos mis hermanos insignificantes, lo hicieron conmigo? (Mt. 25).

   Hoy, ser Iglesia pobre entre los pobres significa hacer nuestro:

los gozos y las esperanzas, las tristezas y angustias de las personas…

sobre todo de los pobres y de cuantos sufren (Vaticano II, GS, n.1).

Al respecto, ¿por qué los ricos tienen miedo a los pobres cuando:

ven… oyen… hablan… se levantan… caminan… y siguen a Jesús?;

porque ya no son cómplices de injusticias, corrupciones, violencias.

   Otro carisma de Rosa es su preocupación por la Iglesia misionera.

Es cierto que no anuncia el Evangelio en los pueblos del Perú.

Sin embargo, trabaja por encender esta llama misionera

en las personas que tienen cualidades para este servicio,

rogándoles que entreguen su vida, su conocimiento, su experiencia.

   Rosa de Lima muere a los 31 años de edad, el 24 de agosto 1617,

fue beatificada el 12 de marzo de 1668, por el Papa Clemente IX,

y canonizada el 12 de abril de 1671, por el Papa Clemente X. J.C.A

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Abril 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones