Viernes, 14 de Junio del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  9723,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
Epifanía del Señor: 6 de enero del 2019
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=4566&web=homilias-mensajes



BUSQUEN Y ENCONTRARÁN


   El texto de Mateo no debemos tomarlo como un hecho histórico,

sino como una parábola con un mensaje sobre Dios (1Re 10,1-10).

   Aquellos sabios de Oriente: Caminan… Preguntan… Oyen…

Buscan y hallan al Niño… Le adoran… Le ofrecen sus dones

   Al respecto, más tarde -en el Sermón del monte- Jesús dirá:  

Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá;

porque quien pide recibe, quien busca encuentra,

y a quien llama a la puerta se le abre (Mt 7,7s).



 

Jesús es rechazado por las autoridades de Jerusalén



   Herodes es un “rey extranjero” y “sirviente” del imperio romano.

Para mantenerse en el poder, no solo asesina a sus enemigos,

sino también a sus propios familiares: cuñado, suegra, esposa e hijos.

   Cuando Herodes se entera que unos sabios de Oriente preguntan:

¿Dónde está el Rey de los judíos que acaba de nacer?,

se pone nervioso, teme a ese Niño pobre que ha nacido en un establo,

y para acabar con Él, ordena matar a los niños menores de dos años.

   Como Herodes, hay personas particulares y autoridades corruptas,

que oprimen a los pobres indefensos para mantener sus privilegios. 

Sobre la opresión, el papa Francisco hace esta denuncia (EG, n.53):

Hoy, todo entra dentro del juego de la competitividad

y de la ley del más fuerte, donde el poderoso se come al más débil.

Como consecuencia de esta situación, grandes masas de la población

se ven excluidas y marginadas: sin trabajo, sin horizontes, sin salida.

   Mientras aquellos sabios caminan hasta encontrar al Niño Jesús,

los escribas, fariseos y autoridades religiosas buscarán matar a Jesús.

Más tarde, Jesús les dirá: Ustedes estudian la Escritura con cuidado,

porque esperan encontrar en ella la vida eterna…

pero ustedes no quieren venir a mí para tener esa vida (Jn 5,39s).

   Lamentablemente, lo sucedido en esa época, sucede también hoy,

porque Jesús viene a los suyos y los suyos no le reciben (Jn 1,11).




Unos sabios de Oriente adoran a Jesús en Belén



   Después de caminar cientos de kilómetros, llegan a Belén.

Entran en la casa. Ven al Niño con María, su madre. Se arrodillan.

Le adoran. Abren sus cofres y le ofrecen: oro, incienso y mirra.

   Años más tarde, Jesús elogiará la fe y conducta de tres extranjeros:

del centurión romano (Mt 8,5), de la mujer siro-fenicia (Mt 15,21),

y del leproso samaritano que vuelve para agradecerle (Lc 17,11ss).

   Los padres de la Iglesia (s. IV) dicen que aquellos sabios ofrecen:

oro pues Jesús es Rey, incienso porque es Dios, mirra porque padece.

   Sin embargo, lo que dice Santo Tomás de Aquino es más acertado:

-Oro, porque los padres de Jesús son pobres.

-Incienso, por el mal olor que hay en el establo.

-Mirra, para la salud del Niño. (Cf. Lectura, n.201).

   ¿Qué hacemos, hoy,  por: -los pobres, -el mal olor, -los enfermos?

*¿Hasta cuándo nuestros hermanos campesinos y nativos pobres,

seguirán siendo expulsados de la tierra donde han nacido?

¿Por qué se permite a quienes buscan y adoran al becerro de oro,

destruir la naturaleza y explotar a los pobres con salarios miserables?

*Sobre el mal olor, escuchemos la denuncia del Papa Francisco:

La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más

en un inmenso depósito de porquería

Muchas veces se toman medidas solo cuando se ha producido

efectos irreversibles para la salud de las personas.

Estos problemas están íntimamente ligados a la cultura del descarte,

que afecta tanto a los seres humanos excluidos

como a las cosas que rápidamente se convierten en basura (LS, 21s).

*Acerca del hambre, causa principal de tantas personas enfermas,

que la denuncia de Paulo VI  no sea letra muerta (PP, 1967, n.53):

Cuando tantos pueblos tienen hambre,

cuando tantos hogares sufren miseria,

cuando tantos hombres viven sumergidos en la ignorancia,

cuando quedan por construir tantas escuelas, hospitales, viviendas…

todo derroche público o privado, todo gasto de ostentación…

toda carrera armamentista se convierte en un escándalo intolerable...

Quieran los responsables oírnos antes que sea demasiado tarde.

   Cuando seamos una Iglesia accidentada, herida y manchada

por salir a la calle (EG 49), por caminar… entonces podremos decir: 

Señor, te busqué y te encontré entre tus hermanos pobres.  J. Castillo

 



RELATO DESCONCERTANTE



Ante Jesús se pueden adoptar actitudes muy diferentes. El relato de los magos nos habla de la reacción de tres grupos de personas. Unos paganos que lo buscan, guiados por la pequeña luz de una estrella. Los representantes de la religión del Templo, que permanecen indiferentes. El poderoso rey Herodes que solo ve en él un peligro.

Los magos no pertenecen al pueblo elegido. No conocen al Dios vivo de Israel. Nada sabemos de su religión ni de su pueblo de origen. Solo que viven atentos al misterio que se encierra en el cosmos. Su corazón busca verdad.

En algún momento creen ver una pequeña luz que apunta hacia un Salvador. Necesitan saber quién es y dónde está. Rápidamente se ponen en camino. No conocen el itinerario preciso que han de seguir, pero en su interior arde la esperanza de encontrar una Luz para el mundo.

Su llegada a la ciudad santa de Jerusalén provoca el sobresalto general. Convocado por Herodes, se reúne el gran Consejo de los sumos sacerdotes y los escribas del pueblo. Su actuación es decepcionante. Son los guardianes de la verdadera religión, pero no buscan la verdad. Representan al Dios del Templo, pero viven sordos a su llamada.

Su seguridad religiosa los ciega. Conocen dónde ha de nacer el Mesías, pero ninguno de ellos se acercará a Belén. Se dedican a dar culto a Dios, pero no sospechan que su Misterio es más grande que todas las religiones, y que tiene sus caminos para encontrarse con todos sus hijos. Nunca reconocerán a Jesús.

El rey Herodes, poderoso y brutal, solo ve en Jesús una amenaza para su poder y su crueldad. Hará todo lo posible por eliminarlo. Desde el poder opresor solo se puede “crucificar” a quien trae liberación.

Mientras tanto, los magos prosiguen su búsqueda. No caen de rodillas ante Herodes: no encuentran en él nada digno de adoración. No entran en el Templo grandioso de Jerusalén: tienen prohibido el acceso. La pequeña luz de la estrella los atrae hacia el pequeño pueblo de Belén, lejos de todo centro de poder.

Al llegar, lo único que ven es al niño con María, su madre. Nada más. Un niño sin esplendor ni poder alguno. Una vida frágil que necesita el cuidado de una madre. Es suficiente para despertar en los magos la adoración.

El relato es desconcertante. A este Dios, escondido en la fragilidad humana, no lo encuentran los que viven instalados en el poder o encerrados en la seguridad religiosa. Se les revela a quienes, guiados por pequeñas luces, buscan incansablemente una esperanza para el ser humano en la ternura y la pobreza de la vida.

José Antonio Pagola (2013)

 


Ariel Álvarez Valdés: ¿Existieron los Reyes Magos?


http://www.feadulta.com/es/buscadoravanzado/item/2183-%C2%BFexistieron-los-reyes-magos?.html

 

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Junio 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones