Miércoles, 28 de Febrero del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  5532,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
4º Domingo, Tiempo Ordinario, ciclo A: 2 de febrero del 2020
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=5510&web=homilias-mensajes

 

LAS BIENAVENTURANZAS

   El programa evangélico de las Bienaventuranzas es trascendental

para la vida del cristiano y para la trayectoria de todos los hombres.

Para los jóvenes y para las jóvenes es un programa fascinante.

Bien se puede decir que quien ha comprendido y se propone practicar

las ocho Bienaventuranzas propuestas por Jesús,

ha comprendido y puede hacer realidad todo el Evangelio.

(Juan Pablo II a la juventud peruana - Lima, 2 de febrero de 1985).

      

Bienaventurados, dichosos, felices

Al ver a tantas personas, Jesús sube al monte y desde allí anuncia:

   *Felices los que tienen espíritu de pobre… los que, libremente,

viven con lo necesario, para ayudar -con lo mucho o poco que tienen-

a los hombres y mujeres que sufren… de ellos es el Reino de Dios.

-Padre, Señor del cielo y de la tierra, yo te alabo

porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos,

y las diste a conocer a la gente sencilla (Mt 11,25).

¿Hoy en día, los cristianos enseñamos y actuamos como Jesús?

   *Felices los que lloran... los que descubren la fuerza salvífica

del dolor, para crear un mundo fraterno… ellos recibirán consuelo.

Miren, ellos serán su pueblo y Dios mismo estará con ellos.

Les secará las lágrimas de los ojos.

Ya no habrá muerte, ni pena, ni llanto, ni dolor (Apoc 21,3s).

¿Lloramos con los que lloran para liberarlos, y liberar a los opresores?

   *Felices los humildes… que oyen el gemido de la hermana tierra,

que se une al gemido de los abandonados del mundo, con un clamor

que nos reclama otro mundo… ellos recibirán la tierra en herencia.

-Vengan a mí los que están afligidos y agobiados, yo les aliviaré.

Carguen con mi yugo y aprendan de mí,

que soy manso y humilde de corazón, y así encontrarán alivio.

Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana (Mt 11,28ss).

¿Qué hacemos frente a la industrialización salvaje y descontrolada?

   *Felices los que tienen hambre y sed de justicia… los que oyen

las enseñanzas de Jesús, quien sigue llamándonos a la santidad,

a la justicia integral, a la perfección cristiana… ellos serán saciados.

-A los sumos sacerdotes y ancianos del pueblo, Jesús les dice:

Les aseguro que los cobradores de impuestos y las prostitutas

entrarán antes que ustedes en el Reino de Dios.

Pues vino Juan, a enseñar el camino de la justicia, y no le creyeron,

en cambio, los publicanos y las prostitutas sí le creyeron (Mt 21,31s).

Los cristianos, ¿buscamos primero el Reino de Dios y su justicia?

   *Felices los misericordiosos… los que tienen un corazón bueno 

y compasivo, para eliminar la miseria dolorosa que padecen

los hermanos y hermanas de Jesús… ellos obtendrán misericordia.

-Tuve hambre y me dieron de comer. Tuve sed y me dieron de beber.

Era emigrante y me acogieron. Estaba desnudo y me vistieron.

Estaba enfermo y me sanaron, encarcelado y me liberaron (Mt 25).

¿Estamos pendientes de los problemas y necesidades del prójimo?

   *Felices los limpios de corazón… que han renunciado a la riqueza,

porque no se puede servir a Dios y al dineroellos verán a Dios.

-No amontonen riquezas aquí en la tierra, donde la polilla destruye

y los ladrones roban. Acumulen riquezas en el cielo,

donde la polilla no destruye ni los ladrones entran a robar.

Pues donde está tu tesoro, allí también está tu corazón (Mt 6,19ss).

“Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”.

   *Felices los que trabajan por la paz… donde hay corrupción

ponen verdad, donde hay violencia ponen vida, donde hay opresión

ponen justicia… ellos serán reconocidos como hijos de Dios.

-Yo les digo: amen a sus enemigos y recen por sus perseguidores.

Así serán hijos del Padre de ustedes que está en el cielo,

que hace salir el sol sobre justos y pecadores… (Mt 5,43ss).

¿Por qué hay violencia en países con tantos millones de cristianos?

   *Felices los que sufren persecución por causa de la justicia

por seguir fielmente a Jesús de Nazaret, y -como Él- hacer el bien,

dar de comer, sanar a los enfermos… de ellos es el Reino de Dios.

-Por mi causa, serán llevados ante los gobernadores y los reyes,

teniendo así la oportunidad de dar testimonio de mí ante ellos…

Serán odiados por todos a causa de mi Nombre.

Los que perseveren hasta el fin se salvarán (Mt 10,17ss).

¿Qué nos impide seguir a Jesús perseguido y crucificado? J. Castillo

IGLESIA MÁS EVANGÉLICA

   Al formular las bienaventuranzas, Mateo, a diferencia de Lucas, se preocupa de trazar los rasgos que han de caracterizar a los seguidores de Jesús. De ahí la importancia que tienen para nosotros en estos tiempos en que la Iglesia ha de ir encontrando su estilo cristiano de estar en medio de una sociedad secularizada.

   No es posible proponer la Buena Noticia de Jesús de cualquier forma. El Evangelio solo se difunde desde actitudes evangélicas. Las bienaventuranzas nos indican el espíritu que ha de inspirar la actuación de la Iglesia mientras peregrina hacia el Padre. Las hemos de escuchar en actitud de conversión personal y comunitaria. Sólo así hemos de caminar hacia el futuro.

*Dichosa la Iglesia pobre de espíritu y de corazón sencillo, que actúa sin prepotencia ni arrogancia, sin riquezas ni esplendor, sostenida por la autoridad humilde de Jesús. De ella es el Reino de Dios.

*Dichosa la Iglesia que llora con los que lloran y sufre al ser despojada de privilegios y poder, pues podrá compartir mejor la suerte de los perdedores y también el destino de Jesús. Un día será consolada por Dios.

*Dichosa la Iglesia que renuncia a imponerse por la fuerza, la coacción o el sometimiento, practicando siempre la mansedumbre de su Maestro y Señor. Heredará un día la tierra prometida.

*Dichosa la Iglesia que tiene hambre y sed de justicia dentro de sí misma y en el mundo entero, pues buscará su propia conversión y trabajará por una vida más justa y digna para todos, empezando por los últimos. Su anhelo será saciado por Dios.

*Dichosa la Iglesia compasiva que renuncia al rigorismo y prefiere la misericordia antes que los sacrificios, pues acogerá a los pecadores y no les ocultará la Buena Noticia de Jesús. Ella alcanzará de Dios misericordia.

*Dichosa la Iglesia de corazón limpio y conducta transparente, que no encubre sus pecados ni promueve el secretismo o la ambigüedad, pues caminará en la verdad de Jesús. Un día verá a Dios.

*Dichosa la Iglesia que trabaja por la paz y lucha contra las guerras, que aúna los corazones y siembra concordia, pues contagiará la paz de Jesús que el mundo no puede dar. Ella será hija de Dios.

*Dichosa la Iglesia que sufre hostilidad y persecución a causa de la justicia, sin rehuir el martirio, pues sabrá llorar con las víctimas y conocerá la cruz de Jesús. De ella es el reino de Dios.

   La sociedad actual necesita conocer comunidades cristianas marcadas por este espíritu de las bienaventuranzas. Solo una Iglesia evangélica tiene autoridad y credibilidad para mostrar el rostro de Jesús a los hombres y mujeres de hoy. 

José Antonio Pagola (2011)

 

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Febrero 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones