Jueves, 18 de Abril del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  4344,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
DOMINGO DE RAMOS, ciclo A: 5 de abril del 2020
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=5680&web=homilias-mensajes

 

JESÚS INGRESA A JERUSALÉN

   Sigamos caminando con Jesús, para hacer realidad entre nosotros:

*Una Iglesia pobre entre los pobres, solidaria y compasiva:

Benditos los que vienen en nombre del Señor a dar vida al necesitado.

*Una Iglesia profética que: renunciadenunciay anuncia

 

¡Bendito el que viene en nombre del Señor!

   Los judíos, año tras año, celebran la fiesta de la Pascua (Ex 12),

recordando la liberación de su pueblo de la esclavitud de Egipto.

Siglos después, Egipto es reemplazado por Roma y, desde entonces,

celebran la Pascua pero como extranjeros en su propia tierra.

   Jesús es consciente de que al ir a Jerusalén, va a padecer y a morir.

Mientras camina, enseña a las personas que le acompañan… y sana,

por ejemplo, a dos ciegos marginados de Jericó que le suplican:

Señor, que se nos abran los ojos. Jesús se compadece, toca sus ojos 

y, al instante, ambos recobran la vista y siguen a Jesús (Mt 20,29ss).

¿Qué nos impide: enseñar, dar vida y seguir al Profeta de Nazaret?

   Jesús ingresa a Jerusalén, no como los poderosos que oprimen,

sino montado en un burrito prestado, el animal de los pobres.

Sobre los mantos, practiquemos lo que dice Dios: Si tomas en prenda

el manto de tu prójimo, se lo devolverás antes del anochecer; es

lo único que tiene para protegerse del frío (Ex 22,25s; cf. Mc 14,51s).

   Al verle, la gente grita: Bendito el que viene en nombre del Señor.

Benditos los cristianos y las personas de buena voluntad que vienen:

a sanar a los enfermos, a defender a las víctimas de la violencia,

a comprometerse con los que reclaman: tierra, techo y trabajo.

   En Jerusalén, Jesús inicia la última etapa de su vida terrenal,

son días de: silencio y alegría, odio y amor, traición y perdón,

violencia y esperanza, desprecio y victoria, muerte y resurrección.

   Hoy, hace falta dar testimonio de Jesús, como hacen Pedro y Juan:

Nosotros no podemos callar lo que hemos visto y oído (Hch 4,19s).


¿Quién es éste? Es Jesús, el Profeta de Nazaret

   Cuando los fariseos preguntan al joven que nació ciego:

¿Qué dices del que te abrió los ojos?... él responde: Es un Profeta.

Luego añade: Dios escucha a los que hacen su voluntad…

Si este Jesús no viniera de parte de Dios, no podría hacer nada (Jn 9).

   Jesús al entrar a Jerusalén, los vecinos preguntan: ¿Quién es éste?

La gente sencilla que le sigue contesta: Es el Profeta de Nazaret.

   *Jesús es el Profeta que “renuncia” a toda clase de poder:

Nace pobre entre los pobres, en un establo de animales.

Desde niño es perseguido por las autoridades que buscan matarle.

Conoce el hambre, la sed, el cansancio y el no tener casa propia.

Se solidariza con los marginados, los despreciados, las prostitutas,

los pecadores… hasta entregar su propia vida por amor (Jn 15,13).

   *Jesús es el Profeta que “denuncia” la hipocresía de ayer y hoy:

Cuando ayuden al necesitado, no lo publiquen a los cuatro vientos,

como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles

para que la gente los alaben. Les aseguro que ya recibieron su paga.

Cuando oren, no sean como los hipócritas, que les gusta orar de pie

en las sinagogas y en las plazas para que la gente los vea.

Les aseguro que ya recibieron su recompensa.

Cuando ayunen no pongan cara triste como los hipócritas,

que desfiguran su rostro para que la gente vea que están ayunando.

Les aseguro que ya recibieron su premio (Mt 6,1ss; cf. Mt 23).

   *Jesús es el Profeta que tiene autoridad moral para “anunciar”:

Felices los pobres… los que lloran… los desposeídos…

los que tienen hambre y sed de justicia… los misericordiosos…

los limpios de corazón… los que trabajan por la paz…

los perseguidos por causa de la justicia

porque de ellos es el Reino de los cielos (Mt 5,1ss;  cf. Lc 6,20ss).

   Como hace Jesús, debemos anunciar que el Reino de Dios es:

amor y vida,  santidad y gracia, verdad y libertad, justicia y paz.


   En el Mensaje para la XXXV Jornada Mundial de la Juventud,

Francisco dice: Si sienten dentro la conmovedora ternura de Dios

por cada criatura viviente, especialmente por el hermano hambriento,

sediento, enfermo, desnudo, encarcelado, entonces pueden acercarse

como Él, tocar como Él, y transmitir su vida a tus amigos que están

muertos por dentro, sufren o han perdido la fe y esperanza. J. Castillo

 


NADA LO PUDO DETENER

   La ejecución del Bautista no fue algo casual. Según una idea muy extendida en el pueblo judío, el destino que espera al profeta es la incomprensión, el rechazo y, en muchos casos, la muerte. Probablemente, Jesús contó desde muy pronto con la posibilidad de un final violento.

   Jesús no fue un suicida ni buscaba el martirio. Nunca quiso el sufrimiento ni para Él ni para nadie. Dedicó su vida a combatirlo en la enfermedad, las injusticias, la marginación o la desesperanza. Vivió entregado a buscar el Reino de Dios y su justicia: ese mundo más digno y dichoso para todos, que busca su Padre.

   Si acepta la persecución y el martirio es por fidelidad a ese proyecto de Dios que no quiere ver sufrir a sus hijos e hijas. Por eso, no corre hacia la muerte, pero tampoco se echa atrás. No huye ante las amenazas, tampoco modifica ni suaviza su mensaje.

   Le habría sido fácil evitar la ejecución. Habría bastado con callarse y no insistir en lo que podía irritar en el templo o en el palacio del prefecto romano. No lo hizo. Siguió su camino. Prefirió ser ejecutado antes que traicionar su conciencia y ser infiel al proyecto de Dios, su Padre.

   Aprendió a vivir en un clima de inseguridad, conflictos y acusaciones. Día a día se fue reafirmando en su misión y siguió anunciando con claridad su mensaje. Se atrevió a difundirlo no solo en las aldeas retiradas de Galilea, sino en el entorno peligroso del templo. Nada lo detuvo.

   Morirá fiel al Dios en el que ha confiado siempre. Seguirá acogiendo a todos, incluso a pecadores e indeseables. Si terminan rechazándolo, morirá como un “excluido” pero con su muerte confirmará lo que ha sido su vida entera: confianza total en un Dios que no rechaza ni excluye a nadie de su perdón.

   Seguirá buscando el Reino de Dios y su justicia, identificándose con los más pobres y despreciados. Si un día lo ejecutan en el suplicio de la cruz, reservado para esclavos, morirá como el más pobre y despreciado, pero con su muerte sellará para siempre su fe en un Dios que quiere la salvación del ser humano de todo lo que lo esclaviza.

   Los seguidores de Jesús descubrimos el Misterio último de la realidad, encarnado en su amor y entrega extrema al ser humano. En el amor de ese crucificado está Dios mismo identificado con todos los que sufren, gritando contra todas las injusticias y perdonando a los verdugos de todos los tiempos. En este Dios se puede creer o no creer, pero no es posible burlarse de Él. En Él confiamos los cristianos. Nada lo detendrá en su empeño de salvar a sus hijos.


José Antonio Pagola (2014)

 

Mensaje del Papa Francisco:


PARA LA XXXV JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD
(Domingo de Ramos, 5 de abril del 2020)


¡Joven, a ti te digo, levántate! (cf. Lc 7,14)


http://w2.vatican.va/content/francesco/es/messages/youth/documents/papa-francesco_20200211_messaggio-giovani_2020.html  

 

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Abril 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones