Sábado, 23 de Enero del 2021
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  8953,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
33┬║ Domingo, Tiempo Ordinario, ciclo A: 15 noviembre 2020
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=5893&web=homilias-mensajes

 


*Tiende su mano al pobre y acoge al necesitado (Prov 31,10-31)

*Ustedes son hijos de la luz, no somos de las tinieblas (1Tes 5,1-6)

*Como fuiste fiel en lo poco, te confiaré mucho más (Mt 25,14-30)

 


SERVIDORES QUE DAN VIDA

   Actualmente, hay hombres y mujeres que son como peces muertos,

viven arrastrados por la corriente del egoísmo, bienestar, fama, poder,

llevan una vida mediocre, sin meta… son servidores malos y flojos.

   Muy diferente las personas que -como peces vivos- luchan contra

la corriente de la indiferencia… son servidores buenos y fieles.

  


Servidores malos y flojos

   El servidor que recibió un talento (don de Dios), se acerca y dice:

Señor, tuve miedo y escondí tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo.

Ese servidor, en vez de poner su capacidad al servicio de los demás,

prefiere instalarse en un bienestar superficial, no se complica la vida

ni asume responsabilidades, es incapaz de crecer como persona libre.

Además, ese servidor malo y flojo tiene una falsa idea de su señor,

piensa que es un patrón exigente a quien se le debe tener miedo.

   Hay “creyentes” que tienen la falsa idea de un dios-castigador.

Además, no reconocen el grave pecado de omisión, por eso:

-No dan de comer a las personas que viven en la pobreza (Lc 16,20s).

-Ni sanan a los enfermos abandonados en el camino (Lc 10,30ss).

-Prefieren conservar costumbres y leyes que esclavizan (Mc 7,1ss).

   Sobre este conservadurismo, el Papa Francisco hace una denuncia,

en el mensaje por la IV Jornada Mundial de los Pobres (IV JMP):

Hay manos tendidas para rozar rápidamente el teclado

de una computadora y mover sumas de dinero de una parte

del mundo a otra, decretando la riqueza de estrechas oligarquías

y la miseria de multitudes o el fracaso de naciones enteras.

Hay manos tendidas para acumular dinero con la venta de armas

que otras manos, incluso de niños, usarán para sembrar muerte

y pobreza. Hay manos tendidas que en las sombras intercambian

dosis de muerte para enriquecerse y vivir en el lujo y el desenfreno

efímero. Hay manos tendidas que por debajo intercambian favores

ilegales por ganancias fáciles y corruptas (IV JMP n.9).

 


Servidores buenos y cumplidores

   Los dones que Dios nos da, son para producir buenos frutos.

Un ejemplo concreto está en la primera lectura de este domingo,

donde una esposa y madre ejemplar: Hace el bien y nunca el mal…

Se levanta cuando aún es de noche, para dar comida a su familia…

Tiende su mano al pobre y acoge al necesitado…

Es fuerte y digna, y mira confiada el porvenir…

Habla siempre con sabiduría y enseña con amor…

Se preocupa por la buena marcha de su casa y nunca está ociosa

   Jesús -el hijo de María- anuncia la verdadera felicidad, diciendo:

*Felices los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece (Lc 6,20).

*Felices los que oyen la Palabra de Dios y la practican (Lc 11,28).

*Vengan, benditos de mi Padre, reciban el Reino,

  preparado para ustedes, porque me dieron de comer (Mt 25,31ss).

   Al respecto, reflexionemos en el mensaje del Papa Francisco:

El encuentro con una persona en condición de pobreza siempre

nos provoca e interroga. ¿Cómo podemos ayudar a eliminar

o al menos aliviar su marginación y sufrimiento? ¿Cómo podemos

ayudarla en su pobreza espiritual? La comunidad cristiana

está llamada a involucrarse en esta experiencia de compartir,

con la conciencia de que no le está permitido delegarla a otros.

Y para apoyar a los pobres es fundamental 

vivir la pobreza evangélica en primera persona (IV JMP, nº 4).

   Luego, el Papa subraya las manos tendidas que hacen el bien:

Tender la mano es un signo: un signo que recuerda inmediatamente

la proximidad, la solidaridad, el amor. En estos meses, en los que

el mundo entero ha estado como abrumado por un virus que ha traído

dolor y muerte, desaliento y desconcierto, ¡cuántas manos tendidas

hemos podido ver! La mano tendida del médico que se preocupa

por cada paciente tratando de encontrar el remedio adecuado.

La mano tendida de la enfermera y del enfermero que, mucho más

allá de sus horas de trabajo, permanecen para cuidar a los enfermos.

La mano tendida del que trabaja en la administración y proporciona

los medios para salvar el mayor número posible de vidas.

La mano tendida del farmacéutico, quién está expuesto a tantas

peticiones en un contacto arriesgado con la gente. La mano tendida

del sacerdote que bendice con el corazón desgarrado. La mano tendida

del voluntario que socorre a los que viven en la calle (nº 6). J. Castillo

 


BÚSQUEDA CREATIVA

   A pesar de su aparente inocencia, la parábola de los talentos encierra una carga explosiva. Sorprendentemente, el “tercer siervo” es condenado sin haber cometido ninguna acción mala. Su único error consiste en “no hacer nada”: no arriesga su talento, no lo hace fructificar, lo conserva intacto en un lugar seguro.

   El mensaje de Jesús es claro. No al conservadurismo, sí a la creatividad. No a una vida estéril, sí a la respuesta activa a Dios. No a la obsesión por la seguridad, sí al esfuerzo arriesgado por transformar el mundo. No a la fe enterrada bajo el conformismo, sí al trabajo comprometido en abrir caminos al Reino de Dios.

   El gran pecado de los seguidores de Jesús puede ser siempre el no arriesgarnos a seguirlo de manera creativa. Es significativo observar el lenguaje que se ha empleado entre los cristianos a lo largo de los años para ver en qué hemos centrado con frecuencia la atención: conservar el depósito de la fe; conservar la tradición; conservar las buenas costumbres; conservar la gracia; conservar la vocación...

   Esta tentación de conservadurismo es más fuerte en tiempos de crisis religiosa. Es fácil entonces invocar la necesidad de controlar la ortodoxia, reforzar la disciplina y la normativa; asegurar la pertenencia a la Iglesia... Todo puede ser explicable, pero ¿no es con frecuencia una manera de desvirtuar el Evangelio y congelar la creatividad del Espíritu?

   Para los dirigentes religiosos y los responsables de las comunidades cristianas puede ser más cómodo “repetir” de manera monótona los caminos heredados del pasado, ignorando los interrogantes, las contradicciones y los planteamientos del hombre moderno, pero ¿de qué sirve todo ello si no somos capaces de transmitir luz y esperanza a los problemas y sufrimientos que sacuden a los hombres y mujeres de nuestros días?

   Las actitudes que hemos de cuidar hoy en el interior de la Iglesia no se llaman “prudencia”, “fidelidad al pasado”, “resignación”... Llevan más bien otro nombre: “búsqueda creativa”, “audacia”, “capacidad de riesgo”, “escucha al Espíritu” que todo lo hace nuevo.

   Lo más grave puede ser que, lo mismo que le sucedió al tercer siervo de la parábola, también nosotros creamos que estamos respondiendo fielmente a Dios con nuestra actitud conservadora, cuando estamos defraudando sus expectativas. El principal quehacer de la Iglesia hoy no puede ser conservar el pasado, sino aprender a comunicar la Buena Noticia de Jesús en una sociedad sacudida por cambios socioculturales sin precedentes.

José Antonio Pagola (2014)

IV Jornada Mundial de los Pobres

http://www.vatican.va/content/francesco/es/messages/poveri/documents/papa-francesco_20200613_messaggio-iv-giornatamondiale-poveri-2020.html

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Enero 2021
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2021
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones