Martes, 20 de Abril del 2021
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  9047,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
2┬║ DOMINGO DE CUARESMA, CICLO B: 28 DE FEBRERO DEL 2021
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=5959&web=homilias-mensajes

 


*Abrahán no le hagas ningún daño a tu hijo Isaac (Gen 22,1-18)

*Si Dios está a nuestro favor ¿quién estará en contra? (Rom 8,31-34)

*Una voz dice: Éste es mi Hijo amado, escúchenle (Mc 9,2-10)

 

TRANSFIGURACIÓN DE JESÚS

   Se trata de una experiencia especial en la vida de Jesús,

para conocer que Él es el Hijo de Dios y viene a salvarnos.

   Jesús toma la iniciativa y lleva consigo a Pedro, Santiago y Juan,

-sus discípulos más queridos- los lleva a una montaña elevada,

donde van a vivir una experiencia especial: su Transfiguración,

y escuchar la voz del Padre: Este es mi Hijo amado, escúchenle.

 

Pedro, Santiago y Juan

   Cuando Jesús llama a Pedro, Andrés, Santiago y Juan, de inmediato

le siguen, dejando redes, barcas, trabajadores, familiares (Mc 1,16ss).

   Después comprenderán que para ser sus discípulos, es necesario:

despojarse del miedo… de la figuración… de las ansias de poder…

-Jesús al anunciar que va a padecer, morir crucificado y resucitar,

Pedro que piensa como los hombres y no como Dios (Mc 8,33),

rechaza esa posibilidad, teme dar su vida por Jesús (Mc 8,31ss).

-Cuando son rechazados en una aldea de Samaría, Santiago y Juan

quieren ordenar que caiga un rayo y acabe con esa gente (Lc 9,54).

-Después del tercer anuncio de su muerte y resurrección, Santiago

y Juan piden a Jesús los primeros puestos en su Reino (Mc 10,37).

-Pedro niega a Jesús, luego se arrepiente y llora (Mc 14,66-76).

   En la vida de estos tres discípulos no todo es sombra, hay también

muchas luces, pues ellos dan testimonio de Jesús entregando sus vidas

-Pedro, Santiago y Juan son testigos de la resurrección de la hija

de Jairo (Mc 5,37); y acompañan a Jesús en Getsemaní (Mc 14,33).

-Pedro, Santiago y Juan estrechan la mano de Pablo y Bernabé,

en señal de comunión por el apostolado que hacen entre los paganos,

y les piden que se acuerden de los pobres de Jerusalén (Gal 2,9s).

-Herodes Agripa quien tiene las manos manchadas de sangre,

emprende una feroz persecución contra los discípulos de Jesús:

Hace degollar a Santiago, el hermano de Juan.

y al ver que esto agrada a los judíos, arresta a Pedro (Hch 12,2).

 

En la montaña, Jesús se transfigura

  Es allí, donde Pedro dice a Jesús: Maestro, ¡qué bien estamos aquí!,

y para quedarse  en la montaña añade: Vamos a construir tres chozas.

Pero lo cierto es que Pedro no sabe lo que dice. Ellos están asustados.

   A muchos nos hace falta “descender” como Jesús,  para: -servir, -ser

despreciados y crucificados, -compartir el pan, -alojar a los forasteros,

-dar salud y educación, preferentemente, a los niños y jóvenes pobres.

   Jesús, a quien debemos seguir, siendo de condición divina,

toma la naturaleza de servidor, se hace semejante a nosotros,

y se humilla hasta morir asesinado en una cruz (Filp 2,5ss).

   Cuánta falta nos hace a los seguidores de Jesús aceptar su Mensaje:

Felices los pobres, el Reino de los cielos les pertenece (Mt 5,3).

Benditos de mi Padre… tuve hambre y me alimentaron (Mt 25,34s).

   Reflexionemos también en el testimonio de San Pablo:

Nos vienen pruebas de toda clase, pero no nos desanimamos.

Andamos con graves preocupaciones, pero no desesperados.

Perseguidos, pero no abandonados. Derribados, pero no destruidos.

Por todas partes llevamos en nuestra persona la muerte de Jesús,

para que su Vida se manifieste en nuestra vida (2Cor 4,8ss).

 

Éste es mi Hijo amado, escúchenle

   Cuando Jesús nos da su mandamiento nuevo, añade:

Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les digo (Jn 15,14).

*Sabiendo que Jesús nace pobre en un establo de animales (Lc 2,6s),

¿por qué hacemos de la Navidad una fiesta de consumo superfluo?

*¿Somos de veras sal de la tierra y luz del mundo? (Mt 5,13-16).

*¿Nos olvidamos de nosotros, llevamos la cruz y seguimos a Jesús?

¿Estamos preparados para dar la vida por Él y por su Mensaje?

¿De qué sirve ganar todo el mundo, si perdemos la vida? (Mc 8,34ss).

*Hoy, los pobres, los pequeños, los insignificantes, los despreciados…

¿ocupan un lugar preferencial en las celebraciones Eucarísticas?

*Sabiendo que Jesús está presente donde dos o tres se reúnen

en su Nombre (Mt 18,20), ¿tenemos comunidades eclesiales de base?

*¿Qué nos impide despojarnos de títulos y vestimentas de otra época,

cuando Jesús nos dice: todos ustedes son hermanos…? (Mt 23,8-12).

*¿Hasta cuándo seguiremos practicando una religión ritualista,

descuidando la justicia, la misericordia y la fe? (Mt 23,23)

   Sigamos a Jesús, Él es el Camino, la Verdad y la Vida.    J. Castillo

 

LIBERAR LA FUERZA DEL EVANGELIO

   El relato de la Transfiguración de Jesús fue desde el comienzo muy popular entre sus seguidores. No es un episodio más. La escena, recreada con diversos recursos de carácter simbólico, es grandiosa. Los evangelistas presentan a Jesús con el rostro resplandeciente mientras conversa con Moisés y Elías.

   Los tres discípulos que lo han acompañado hasta la cumbre de la montaña quedan sobrecogidos. No saben qué pensar de todo aquello. El misterio que envuelve a Jesús es demasiado grande. Marcos dice que estaban asustados.

   La escena culmina de forma extraña: Se formó una nube que los cubrió y salió de la nube una voz: Este es mi Hijo amado. Escuchadlo. El movimiento de Jesús nació escuchando su llamada. Su Palabra, recogida más tarde en cuatro pequeños escritos, fue engendrando nuevos seguidores. La Iglesia vive escuchando su Evangelio.

   Este mensaje de Jesús, encuentra hoy muchos obstáculos para llegar hasta los hombres y mujeres de nuestro tiempo. Al abandonar la práctica religiosa, muchos han dejado de escucharlo para siempre. Ya no oirán hablar de Jesús si no es de forma casual o distraída.

   Tampoco quienes se acercan a las comunidades cristianas pueden apreciar fácilmente la Palabra de Jesús. Su mensaje se pierde entre otras prácticas, costumbres y doctrinas. Es difícil captar su importancia decisiva. La fuerza liberadora de su Evangelio queda a veces bloqueada por lenguajes y comentarios ajenos a su espíritu.

   Sin embargo, también hoy, lo único decisivo que podemos ofrecer los cristianos a la sociedad moderna es la Buena Noticia proclamada por Jesús, y su proyecto de una vida más sana y digna. No podemos seguir reteniendo la fuerza humanizadora de su Evangelio.

   Hemos de hacer que corra limpia, viva y abundante por nuestras comunidades. Que llegue hasta los hogares, que la puedan conocer quienes buscan un sentido nuevo a sus vidas, que la puedan escuchar quienes viven sin esperanza.

   Hemos de aprender a leer juntos el Evangelio. Familiarizarnos con los relatos evangélicos. Ponernos en contacto directo e inmediato con la Buena Noticia de Jesús. En esto hemos de gastar las energías. De aquí empezará la renovación que necesita hoy la Iglesia.

   Cuando la institución eclesiástica va perdiendo el poder de atracción que ha tenido durante siglos, hemos de descubrir la atracción que tiene Jesús, el Hijo amado de Dios, para quienes buscan verdad y vida. Dentro de pocos años, nos daremos cuenta de que todo nos está empujando a poner con más fidelidad su Buena Noticia en el centro del cristianismo.

José Antonio Pagola (2012)

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Abril 2021
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2021
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones