Viernes, 14 de Junio del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  8701,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
MENSAJES Y GESTOS DE DESPEDIDA
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=637&web=homilias-mensajes

Ascensión del Señor (ciclo C): 12 de mayo del 2013

He 1,1-11  -  Ef 1,17-23  -  Lc 24,46-53

 

MENSAJES Y GESTOS DE DESPEDIDA

 

Está escrito que Cristo tenía que morir y resucitar

Es bueno realizar el rito de procesión con la Biblia, pero no basta.

Lo más importante es anunciar la Palabra de Dios de tal manera

que todos: oyendo crean… creyendo esperen… y esperando amen.

Caso contrario seremos: predicadores vacíos de la Palabra de Dios,

porque no la escuchamos interiormente (Vaticano II: Dei Verbum).

¡Qué diferente el testimonio de Jesús con relación al texto sagrado!

*Impulsado por el Espíritu Santo, Jesús vuelve a Galilea

para anunciar el Reino de Dios con palabras, obras y gestos audaces.

Un día sábado, va a la sinagoga de Nazaret y lee el texto de Isaías:

He sido ungido para anunciar la Buena Noticia: a los pobres…

a los presos… a los ciegos… a los oprimidos… (Lc 4,16-21).

Desde entonces, su compromiso con los excluidos le trajo problemas,

pues las autoridades políticas y religiosas buscarán acabar con Él.

*En otra ocasión, un doctor de la ley se levanta y para ponerlo a prueba

le pregunta: Maestro, ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna?

Jesús le contesta: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Qué es lo que lees?

Aquel doctor que conoce la Escritura responde correctamente…

Luego, Jesús narra una parábola donde dos funcionarios del templo

no hacen nada al ver a un hombre herido y abandonado en el camino.

En cambio, un samaritano que iba de viaje: lo ve, se compadece,

cura sus heridas, lo conduce a una posada, cuida de él (Lc 10,25-37).

*Jesús reconcilia a los dos discípulos que van al pueblo de Emaús,

a partir del texto sagrado: Comenzando por Moisés y continuando

por todos los profetas, les explica los pasajes que hablan de Él

*Después, Jesús se aparece a los discípulos y les dice: Que había

de cumplirse todo lo que está escrito sobre mí en la ley de Moisés,

en los libros de los profetas y en los salmos. Entonces les abre

la inteligencia para que comprendan las Sagradas Escrituras;

y añade: Está escrito que Cristo tenía que morir y resucitar.

 

Ustedes son testigos de todo esto

Ser discípulos de Jesús es un don, una gracia… y también una tarea.

-Por eso, después de aquella pesca abundante: Pedro, Santiago y Juan

llevan sus barcas a tierra, lo dejan todo y siguen a Jesús (Lc 5,1-11).

-Lo mismo hace Leví: se levanta, deja todo y sigue a Jesús (Lc 5,28).

-En otra ocasión, Jesús sube a una montaña y pasa la noche orando.

 Al amanecer, llama a sus discípulos y entre ellos elige a Doce (Lc 6). 

-Le siguen también varias mujeres que le sirven con sus bienes (Lc 8).

*Todos ellos, hombres y mujeres, conocen personalmente a Jesús.

Mientras caminaban con Él, han oído sus enseñanzas sobre el Reino

y han visto sus obras que dan vida plena sobre todo a los excluidos.

Saben que Jesús vive pobre entre los pobres, con actitud no violenta,

con hambre y sed de justicia, y con un corazón lleno de compasión.

Por eso, antes de subir al cielo, Jesús les pide ser testigos de todo esto.

La misma petición vale para nosotros, pues el hombre contemporáneo

escucha más a gusto a los que dan testimonio que a los que enseñan,

y si escuchan a los que enseñan es porque dan testimonio (EN, 41).

 

Mientras los bendecía fue llevado al cielo

La ascensión de Jesús es el comienzo de una presencia distinta.

Él mismo lo dijo: Me voy a prepararles un lugar. Cuando haya ido

y les haya preparado un lugar, volveré para llevarlos conmigo,

para que donde yo esté, estén también ustedes (Jn 14, 2-3).

Todos tenemos un lugar preparado por Jesús en el corazón de Dios.

*Sigamos el ejemplo de Jesús cuyas manos bendicen, acogen, dan vida:

-Jesús impone sus manos a los enfermos y los sana (Lucas 4,40).

-Lo mismo hace con los leprosos, y los reintegra a la sociedad (5,13).

-Toma y bendice los panes y da de comer a los hambrientos (9,12-17).

-Toma de la mano a una muchacha y le devuelve la vida (8,54).

-Pese a las críticas acoge y come con publicanos y pecadores (15,1-2).

-En la última cena toma el pan, da gracias, lo parte y se lo da (22,19s).

-En Emaús, toma el pan, lo bendice, lo parte y se lo da (24,30).

-En Betania, Jesús levanta sus manos, bendice a sus discípulos

  y, mientras los bendice, es llevado al cielo (24,50-51).

Demos gracias a Dios y a nuestras madres por el don de la vida:

-Bendita entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre (Lc 1,42).

-¡Feliz la mujer que te dio a luz y te crió! (Lc 11,27).      

J. Castillo A

LA BENDICIÓN DE JESÚS

Son los últimos momentos de Jesús con los suyos. Enseguida los dejará para entrar definitivamente en el misterio del Padre. Ya no los podrá acompañar por los caminos del mundo como lo ha hecho en Galilea. Su presencia no podrá ser sustituida por nadie.

Jesús solo piensa en que llegue a todos los pueblos el anuncio del perdón y la misericordia de Dios. Que todos escuchen su llamada a la conversión. Nadie ha de sentirse perdido. Nadie ha de vivir sin esperanza. Todos han de saber que Dios comprende y ama a sus hijos e hijas sin fin. ¿Quién podrá anunciar esta Buena Noticia?

Según el relato de Lucas, Jesús no piensa en sacerdotes ni obispos. Tampoco en doctores o teólogos. Quiere dejar en la tierra ‘testigos’. Esto es lo primero: Vosotros sois testigos de estas cosas. Serán los testigos de Jesús los que comunicarán su experiencia de un Dios bueno y contagiarán su estilo de vida trabajando por un mundo más humano.

Pero Jesús conoce bien a sus discípulos. Son débiles y cobardes. ¿Dónde encontrarán la audacia para ser testigos de alguien que ha sido crucificado por el representante del Imperio y los dirigentes del Templo? Jesús los tranquiliza: Yo os enviaré lo que mi Padre ha prometido. No les va a faltar la ‘fuerza de lo alto’. El Espíritu de Dios los defenderá.

Para expresar gráficamente el deseo de Jesús, el evangelista Lucas describe su partida de este mundo de manera sorprendente: Jesús vuelve al Padre levantando sus manos y bendiciendo a sus discípulos. Es su último gesto. Jesús entra en el misterio insondable de Dios y sobre el mundo desciende su bendición.

A los cristianos se nos ha olvidado que somos portadores de la bendición de Jesús. Nuestra primera tarea es ser testigos de la Bondad de Dios. Mantener viva la esperanza. No rendirnos ante el mal. Este mundo que parece un ‘infierno maldito’ no está perdido. Dios lo mira con ternura y compasión.

También hoy es posible buscar el bien, hacer el bien, difundir el bien. Es posible trabajar por un mundo más humano y un estilo de vida más sano. Podemos ser más solidarios y menos egoístas. Más austeros y menos esclavos del dinero. La misma crisis económica nos puede empujar a buscar una sociedad menos corrupta.

En la Iglesia de Jesús hemos olvidado que lo primero es promover una ‘pastoral de la bondad’. Nos hemos de sentir testigos y profetas de ese Jesús que pasó su vida sembrando gestos y palabras de bondad. Así despertó en las gentes de Galilea la esperanza en un Dios Salvador. Jesús es una bendición y la gente lo tiene que conocer.     José Antonio Pagola (2013)

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Junio 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones