Viernes, 14 de Junio del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  5827,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
VEN, ESPÍRITU SANTO, PADRE DE LOS POBRES
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=648&web=homilias-mensajes

Domingo de Pentecostés (ciclo C): 19 de mayo del 2013

He 2,1-11  -  Rom 8,8-17  -  Jn 14,15-26

 

VEN, ESPÍRITU SANTO, PADRE DE LOS POBRES

 

El Padre les dará el Espíritu de la verdad

En el discurso de despedida, Jesús dice a sus discípulos:

Si me aman, cumplirán mis mandamientos Veamos un hecho:

 -General, mi amigo no ha regresado del campo de batalla,

le solicito permiso para ir a buscarlo.

-Permiso denegado, respondió el general, no quiero que usted

arriesgue su vida por un hombre que probablemente ha muerto.

El soldado, desobedeciendo la prohibición, salió; y una hora después

regresó mortalmente herido, trayendo el cadáver de su amigo.

El general se puso furioso: -Le dije que su amigo había muerto.

¿Valió la pena ir allá para traer un cadáver? El soldado respondió:

-Claro, valió la pena. Cuando lo encontré, mi amigo estaba vivo

y me dijo: -Jack, estaba seguro de que vendrías” (A. de Melo).

*Que el Espíritu Santo nos dé fuerzas para amar como Jesús no amó:

No hay amor más grande que éste: dar la vida por sus amigos (Jn 15).

Luego, Jesús añade: Yo le pediré al Padre que les dé otro Defensor,

el Espíritu de la verdad, para que esté siempre con ustedes.

En nuestra costa, sierra y selva tenemos muchas riquezas naturales.

Sin embargo, esas riquezas no solucionan el hambre de millones

de hermanos nuestros. Al hablar del hambre, nos referimos a la salud,

educación, trabajo digno, salarios justos, vivienda adecuada, etc.

¿Los cristianos podemos callarnos ante el creciente abismo que hay,

entre el lujo de unos pocos y la miseria de millones de Lázaros?

¿Por qué los que tienen poder económico, político y de comunicación,

ocultan la verdad… y nos llenan de propaganda sobre las bondades

de una economía basada en la extracción minera sumamente precaria?

*Jesús jamás se dejó engañar por el poder y bienestar de los romanos,

ni seducir por los ritos del templo o las enseñanzas de los fariseos.

Él buscó la verdad de Dios, la única que puede humanizarnos.

Ven, Espíritu Santo, y enciende en nosotros el fuego de la verdad.

 

El Espíritu Santo les recordará lo que les he dicho

Más adelante, Jesús anuncia de nuevo la venida del Espíritu Santo:

El Defensor, el Espíritu Santo que enviará el Padre en mi nombre,

les enseñará todo y les recordará todo lo que yo les he dicho.

Con el paso de los siglos, el polvo de este mundo ha contaminado

a nuestras comunidades cristianas de tal manera que, actualmente,

muchos ven con desconfianza ciertos gestos del papa Francisco.

Ojalá que el obispo de Roma sea un hermano más que cuide a todos,

sin colocarse sobre nadie, sino dándonos ejemplo de una vida sencilla.

Ven, Espíritu Santo, enséñanos y recuérdanos, permanentemente,

todo lo que Jesús, el Profeta de la compasión, nos ha enseñado:

Les he dado ejemplo… y ustedes serán felices si lo ponen en práctica.

Con la mirada puesta en una Iglesia pobre entre los pobres,

los obispos reunidos en Medellín, en 1968, no fueron indiferentes

ante las quejas de que la Iglesia es rica y aliada de los ricos.

*Reconocieron también, con humildad, que en el contexto de pobreza

y de miseria en que vive la gran mayoría del pueblo latinoamericano,

los obispos, sacerdotes y religiosos tenemos lo necesario para vivir;

mientras los pobres se debaten entre la angustia e incertidumbre.

*No faltan casos -dijeron- en que los pobres sienten que sus obispos,

párrocos y religiosos, no se identifican realmente con ellos,

con sus problemas y sus angustias (cf. La pobreza de la Iglesia, 1-3).

Por todo esto, asumieron entre otros los siguientes compromisos:

-Que se presente cada vez más nítido en Latinoamérica el rostro

de una Iglesia auténticamente pobre, misionera y pascual,

desligada de todo poder temporal y audazmente comprometida

en la liberación de todo el hombre y de todos los hombres.

-Que la predicación, los escritos pastorales y, en general,

el lenguaje de la Iglesia sean simples y actuales,

teniendo en cuenta la vida real de los hombres de nuestro tiempo.

-Que se viva en la Iglesia… un sentido de la autoridad,

con carácter de servicio, exento de autoritarismo (cf. Juventud, 15).

*Hacer realidad determinados cambios estructurales, no depende solo

del obispo de Roma. Todos somos Iglesia y, en consecuencia, de todos

nosotros depende hacer realidad una Iglesia pobre entre los pobres.

Ven, Espíritu Santo, Padre de los pobres, guíanos para seguir a Jesús,

y ligeros de equipaje como Él, anunciemos el Reino de Dios.     

J. Castillo A.

NECESITADOS DE SALVACIÓN

El Espíritu Santo de Dios no es propiedad de la Iglesia. No pertenece en exclusiva a las religiones. Hemos de invocar su venida al mundo entero tan necesitado de salvación.

Ven Espíritu creador de Dios. En tu mundo no hay paz. Tus hijos e hijas se matan de manera ciega y cruel. No sabemos resolver nuestros conflictos sin acudir a la fuerza destructora de las armas. Nos hemos acostumbrado a vivir en un mundo ensangrentado por las guerras. Despierta en nosotros el respeto a todo ser humano. Haznos constructores de paz. No nos abandones al poder del mal.

Ven Espíritu liberador de Dios. Muchos de tus hijos e hijas vivimos esclavos del dinero. Atrapados por un sistema que nos impide caminar juntos hacia un mundo más humano. Los poderosos son cada vez más ricos, los débiles cada vez más pobres. Libera en nosotros la fuerza para trabajar por un mundo más justo. Haznos más responsables y solidarios. No nos dejes en manos de nuestro egoísmo.

Ven Espíritu renovador de Dios. La humanidad está rota y fragmentada. Una minoría de tus hijos e hijas disfrutamos de un bienestar que nos está deshumanizando cada vez más. Una mayoría inmensa muere de hambre, miseria y desnutrición. Entre nosotros crece la desigualdad y la exclusión social. Despierta en nosotros la compasión que lucha por la justicia. Enséñanos a defender siempre a los últimos. No nos dejes vivir con un corazón enfermo.

Ven Espíritu consolador de Dios. Muchos de tus hijos e hijas viven sin conocer el amor, el hogar o la amistad. Otros caminan perdidos y sin esperanza. No conocen una vida digna, solo la incertidumbre, el miedo o la depresión. Reaviva en nosotros la atención a los que viven sufriendo. Enséñanos a estar más cerca de quienes están más solos. Cúranos de la indiferencia.

Ven Espíritu bueno de Dios. Muchos de tus hijos e hijas no conocen tu amor ni tu misericordia. Se alejan de Ti porque te tienen miedo. Nuestros jóvenes ya no saben hablar contigo. Tu nombre se va borrando en las conciencias. Despierta en nosotros la fe y la confianza en Ti. Haznos portadores de tu Buena Noticia. No nos dejes huérfanos.

Ven Espíritu vivificador de Dios. Tus hijos e hijas no sabemos cuidar la vida. No acertamos a progresar sin destruir, no sabemos crecer sin acaparar. Estamos haciendo de tu mundo un lugar cada vez más inseguro y peligroso. En muchos va creciendo el miedo y se va apagando la esperanza. No sabemos hacia dónde nos dirigimos. Infunde en nosotros tu aliento creador. Haznos caminar hacia una vida más sana. No nos dejes solos. ¡Sálvanos!                                                       José Antonio Pagola (2013)

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Junio 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones