Miércoles, 28 de Febrero del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  4403,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
4º Domingo de Pascua, ciclo B: 22 de abril del 2018
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=3850&web=homilias-mensajes

SEGUIR A JESÚS, EL BUEN PASTOR

   Dada la íntima relación que hay entre el dueño y su oveja,

al pueblo judío del AT le agrada invocar a Dios como pastor (Sal 23):

Había un pobre que tenía una ovejita que había comprado.

El mismo la iba criando y ella iba creciendo con él y con sus hijos.

Comía de su pan, bebía de su vaso, dormía en su pecho.

Aquel pobre quería a la ovejita como a una hija (2Sam 12).

   Pastor” se aplica también a las autoridades o dirigentes del pueblo,

quienes, tanto ayer como hoy, pueden ser buenos o corruptos.

 

El pastor malo abandona las ovejas y huye

   Actualmente, hay autoridades “creyentes” -locales y nacionales-,

que en lugar de servir al pueblo, se apacientan a sí mismos (Ez 34);

pues, dominados por el “dios-dinero”: -tienen sueldos fabulosos…

-viven en casas lujosas… -favorecen a sus familiares y partidarios…

-hacen obras, pero roban con el perverso uso de “coimas, adendas”…

-abandonan el país y huyen al extranjero al ser enjuiciados…

Es decir: roban, matan, destrozan, abandonan las ovejas, huyen.

   ¿Por qué hay corruptos en países con tantos millones de católicos?,

¿cómo educa la Iglesia?, ¿qué está haciendo? (Benedicto XVI, 2006).

   Los cristianos no podemos permanecer ciegos, sordos y mudos:

-ante el grito de los campesinos e indígenas, expulsados de sus tierras,

-ante la contaminación y destrucción de nuestra madre tierra,

-ante los crecientes problemas de corrupción, violencia, injusticia…

   Que no sea letra muerta la voz de nuestros Obispos, en Aparecida:

La riqueza natural de América Latina y El Caribe experimentan, hoy,

una explotación irracional que va dejando una estela de desperdicio,

e incluso de muerte, por toda nuestra región. En todo ese proceso,

tiene una enorme responsabilidad el actual modelo económico,

que privilegia el desmedido afán por la riqueza,

por encima de la vida de las personas y de los pueblos

y del respeto racional de la naturaleza (DA, 2007, n.473).

Jesús, el Buen Pastor, da vida entregando su vida

Sigamos a Jesús, oigamos sus enseñanzas y practiquemos sus obras,

meditando el Salmo 23 y los siguientes textos del Evangelio de Juan.

*El Señor es mi pastor, nada me falta.

A Dios no le agrada: sacrificios, inciensos, fiestas (Is 1,10ss); porque,

su gloria consiste en que el ser humano tenga vida (Ireneo, siglo III).

Por eso, Jesús, el buen pastor, da vida entregando su propia vida.

*En verdes praderas me hace descansar. Al ver a cinco mil personas,

Jesús ordena que tomen asiento, pues allí había hierba abundante.

Luego, agradece a Dios y parte los panes que da un joven (Jn 6,1-15).

*Me lleva a las aguas frescas y renueva mis fuerzas.

Jesús dice a la samaritana: El que beba del agua que yo le daré,

nunca volverá a tener sed (Jn 4,13ss).

*Me guía por caminos de justicia, por amor de su nombre.

Según la ley, una mujer sorprendida en adulterio debe ser apedreada.

Escribas y fariseos -para acusar a Jesús- le preguntan: Tú ¿qué dices?

Jesús responde: El que no tenga pecado, tire la primera piedra (Jn 8).

*Aunque camine por un valle tenebroso, ningún mal temeré,

porque tú estás conmigo, tu vara y tu bastón me dan seguridad.

Un joven -ciego de nacimiento- recupera la capacidad de ver…

Al final, el que fue ciego se arrodilla ante Jesús y dice: Creo, Señor. 

Luego Jesús añade: He venido a este mundo para hacer un juicio,

para que los ciegos vean, y los que ven se queden ciegos (Jn 9).

*Preparas para mí un banquete en presencia de mis enemigos.

Jesús dice a los judíos: Yo soy el pan que da vida,

el que viene a mí no tendrá hambre, el que cree en mí no tendrá sed.

Pero, ustedes no creen aunque me han visto (Jn 6,35).

*Unges mi cabeza con perfume. En Betania, durante una cena,

María toma una libra de perfume de nardo puro, muy costoso,

unge los pies de Jesús y, luego, los seca con sus cabellos (Jn 12,1-8).

*Mi copa está llena. En la boda de Caná, el mayordomo dice al novio:

Tú has guardado el mejor vino hasta ahora (Jn 2,1-11).

*Tu bondad y tu amor me acompañan todos los días de mi vida.

Jesús dice: Les doy un mandamiento nuevo: Ámense, como yo les amo.

En esto, todos conocerán que ustedes son mis discípulos (Jn 13,34ss).

*En tu casa, Señor, viviré por siempre.

Juan y Andrés siguen a Jesús y le dicen: Maestro, ¿dónde vives?...

Ellos al ver dónde vivía, se quedaron con Jesús (Jn 1,35-39).     J.C.A

 

LA NECESIDAD DE UN GUÍA

   Para los primeros creyentes, Jesús no es solo un pastor, sino el verdadero y auténtico pastor. El único líder capaz de orientar y dar verdadera vida a los hombres.

   Esta fe en Jesús como el verdadero pastor y guía del hombre adquiere una actualidad nueva en una sociedad masificada como la nuestra, donde la persona corre el riesgo de perder su propia identidad y quedar aturdida ante tantas voces y reclamos.

   La publicidad y los medios de comunicación social imponen al individuo no solo los pantalones “Lois” que debe vestir, el “Gin” que debe tomar, o la canción que debe tararear. Se nos impone también los hábitos, las costumbres, las ideas, los valores, el estilo de vida y la conducta que debemos tener.

   Los resultados son palpables. Son muchas las víctimas de esta “sociedad-araña”. Personas que viven “según la moda”. Gentes que ya no actúan por propia iniciativa. Hombres y mujeres que buscan su pequeña felicidad, esforzándose por tener aquellos objetos, ideas y conductas que se les dicta desde fuera.

   No es fácil ser libre ante tanta presión. Los diversos “slogan” pueden terminar por ser parte de nosotros mismos. Inconscientemente podemos ir perdiendo la propia personalidad sustituyéndola por otra personalidad estándar.

   Expuestos a tantas llamadas y presiones, se corre el riesgo de no escuchar ya la voz de la propia interioridad. Es triste ver a las personas esforzándose por vivir un estilo de vida “impuesto” desde fuera, que simboliza para ellos el bienestar y la verdadera felicidad.

   Los cristianos creemos que solo Jesús puede ser guía definitivo del hombre. Solo desde Él podemos aprender a vivir. Precisamente, el cristiano es un hombre que desde Jesús va descubriendo día a día cuál es la manera más humana de vivir.

   Seguir a Jesús como buen pastor es asumir las actitudes fundamentales que Él vivió, y esforzarnos por vivirlas hoy desde nuestra propia originalidad, prosiguiendo la tarea de construir el Reino de Dios que Él comenzó.

   Pero, mientras la meditación sea sustituida por la televisión, el silencio interior por el ruido, la escucha del Evangelio por el último fascículo, y el seguimiento a la propia conciencia por la sumisión ciega a la moda, será difícil que escuchemos la voz del buen pastor que nos puede orientar y ayudar a vivir en medio de esta sociedad de consumo que consume a sus consumidores.

José Antonio Pagola (1982)

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Febrero 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones