Miércoles, 28 de Febrero del 2024
$('#sl1').before('<div id="nav1">').cycle({
    fx: 'fade',
    speed: 300,
    timeout:  7384,
   	pager:  '#nav1'     }); 
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo de Prensa de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
Archivo Documentario de la Conferencia Episcopal Peruana
+ homilias mensajes
33º Domingo, Tiempo Ordinario, ciclo C: 17 noviembre 2019
arzobispadodehuancayo.org/?idt=12&id=5457&web=homilias-mensajes

 


DAR TESTIMONIO DE JESÚS

   ¿De qué sirven los templos lujosos y los ritos religiosos rutinarios,

si somos incapaces de oír el grito de los niños, jóvenes y adultos,

que sufren las consecuencias de tanta corrupción e injusticia…?

   Que nadie nos engañe con mensajes, discursos, promesas…

ajenos a las obras y enseñanzas de Jesús, el Profeta de Nazaret.

   Cuando hay persecución, Jesús nos pide dar testimonio de Él,

y no preparar nuestra defensa, pues Él mismo estará con nosotros.

  

No quedará piedra sobre piedra, todo será destruido

   A los que admiran los adornos y riquezas del templo de Jerusalén,

Jesús les dice: Llegará un día en que todo lo que ven será destruido.

Aquel templo no es casa de oración para todas las naciones (Is 56,7),

sino una cueva de ladrones donde se enriquecen: los sacerdotes

los vendedores de animales… los que cambian la moneda romana…

Para Jesús lo más importante no es el templo sino los pobres, por eso:

-Sana a los enfermos: Los que tenían enfermos se los traían,

y Él les imponía las manos a cada uno y los sanaba (Lc 4,40).

-Da de comer a las personas que tienen hambre, y nos sigue diciendo:

Denles ustedes mismos de comer (Lc 9,13).

-Perdona a los pecadores: Hoy ha llegado la salvación a esta casa,

pues vine a buscar y a salvar lo que está perdido (Lc 19,1ss).

   Si queremos honrar a Jesús, en espíritu y en verdad (Jn 4,21),

no lo hagamos en el templo sino en sus hermanos que sufren (Mt 25):

*¿Acaso no saben ustedes que son templos de Dios,

y que el Espíritu de Dios vive en ustedes?

Si alguien destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él,

pues el templo de Dios es santo, y ese templo son ustedes (1Cor 3,16).

*¿Por qué -actualmente- hay pobres que buscan en los basureros

algo para comer o para vestirse? ¿Es justo que los pobres sean parte

de un basurero y tratados como desperdicio? ¿Los cómplices de este

escándalo tienen sentimiento de culpa? (Mensaje del Papa: 3ª JMP, n.2).

¡Cuidado, no se dejen engañar!

   Después que Jesús anuncia la destrucción del templo de Jerusalén,

sus discípulos le preguntan: Maestro, ¿cuándo sucederá todo esto?

Jesús les responde: ¡Cuidado, no se dejen engañar!

Porque muchos vendrán usando mi nombre… No vayan tras ellos.

*En algunos casos se trata de falsos profetas (falsas autoridades),

quienes se disfrazan de ovejas, pero son lobos feroces (Mt 7,15),

que vienen a robar… matar… destruir… (Jn 10,7ss).

Ciertamente, por sus frutos los conoceremos y los denunciaremos.

*Tengamos presente también las siguientes palabras de Jesús:

Aquel día, muchos me dirán: Señor, en tu nombre hemos profetizado,

en tu nombre hemos expulsado demonios y hemos hecho milagros.

Yo les diré: No los conozco, aléjense de mí, malhechores (Mt 7,21ss).

*Años más tarde, San Pablo denunciará a los falsos maestros

que son orgullosos y no siguen las enseñanzas de Jesús:

Para ellos la religión es un puro negocio (1Tim 6,3ss; y 2ª lectura).

Muy diferente lo que Jesús nos pide, desde su propia experiencia:

Den gratuitamente, lo que gratuitamente han recibido (Mt 10,8).

 

Al ser perseguidos, ustedes darán testimonio de mí

   Hacer realidad el Reino de Dios que es vida, verdad, justicia, paz

trae consigo calumnias, maldiciones, persecuciones… (Mt 5,10s),

por parte de los que tienen el poder político, económico y religioso,

pues sus intereses y el orden injusto establecido son amenazados.  

   Pero, ¿qué sucede en países de tradición cristiana como el nuestro?

¿Por qué se persiguen y encarcelan a los campesinos e indígenas?

¿Es delito defender la vida de los seres humanos y de la madre tierra?

En cambio, los dueños de las grandes empresas, generalmente,

son alabados y privilegiados por gobiernos… corruptos y mediocres:

Ojalá fueras frío o caliente, pero como eres tibio, ni frío ni caliente,

voy a vomitarte de mi boca, dice el Señor (Apc 3,15s).

   Muy diferente, anunciar el Reino de Dios como hace San Pablo:

Voy a Jerusalén llevado por el Espíritu, sin saber lo que me sucederá.

Solo sé que en cada ciudad el Espíritu Santo me da a conocer

que me esperan prisiones y persecuciones.

Pero poco me importa la vida, con tal de terminar mi carrera

y cumplir el ministerio que he recibido del Señor Jesús: Anunciar

la Buena Noticia de la gracia de Dios (Hch 20,22ss).    J. Castillo A.

 

TIEMPOS DE CRISIS

   En los evangelios se recogen algunos textos de carácter apocalíptico en los que no es fácil diferenciar el mensaje que puede ser atribuido a Jesús y las preocupaciones de las primeras comunidades cristianas, envueltas en situaciones trágicas mientras esperan con angustia y en medio de persecuciones el final de los tiempos.

   Según el relato de Lucas, los tiempos difíciles no han de ser tiempos de lamentos y desaliento. No es tampoco la hora de la resignación o la huida. La idea de Jesús es otra. Precisamente en tiempos de crisis tendréis ocasión de dar testimonio. Es entonces cuando se nos ofrece la mejor ocasión de dar testimonio de nuestra adhesión a Jesús y a su proyecto.

   Llevamos ya cinco años sufriendo una crisis que está golpeando duramente a muchos. Lo sucedido en este tiempo nos permite conocer ya con realismo el daño social y el sufrimiento que está generando. ¿No ha llegado el momento de plantearnos cómo estamos reaccionando?

   Tal vez, lo primero es revisar nuestra actitud de fondo: ¿Nos hemos posicionado de manera responsable, despertando en nosotros un sentido básico de solidaridad, o estamos viviendo de espaldas a todo lo que puede turbar nuestra tranquilidad? ¿Qué hacemos desde nuestros grupos y comunidades cristianas? ¿Nos hemos marcado una línea de actuación generosa, o vivimos celebrando nuestra fe al margen de lo que está sucediendo?

   La crisis está abriendo una fractura social injusta entre quienes podemos vivir sin miedo al futuro y aquellos que están quedando excluidos de la sociedad y privados de una salida digna. ¿No sentimos la llamada a introducir algunos ‘recortes’ en nuestra vida para poder vivir los próximos años de manera más sobria y solidaria?

   Poco a poco, vamos conociendo más de cerca a quienes se van quedando más indefensos y sin recursos (familias sin ingreso alguno, parados de larga duración, inmigrantes enfermos...) ¿Nos preocupamos de abrir los ojos para ver si podemos comprometernos en aliviar la situación de algunos? ¿Podemos pensar en alguna iniciativa realista  desde las comunidades cristianas?

   No hemos de olvidar que la crisis no solo crea empobrecimiento material. Genera, además, inseguridad, miedo, impotencia y experiencia de fracaso. Rompe proyectos, hunde familias, destruye la esperanza. ¿No hemos de recuperar la importancia de la ayuda entre familiares, el apoyo entre vecinos, la acogida y el acompañamiento desde la comunidad cristiana...? Pocas cosas pueden ser más nobles en estos momentos que el aprender a cuidarnos mutuamente.                José Antonio Pagola (2013)

 

3ª JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES (17 nov 2019)

Mensaje del Papa Francisco:

LA ESPERANZA DE LOS POBRES NUNCA SE FRUSTRARÁ

http://w2.vatican.va/content/francesco/es/messages/poveri/documents/papa-francesco_20190613_messaggio-iii-giornatamondiale-poveri-2019.html

 

 

+ Otras Noticias
+ Agenda Arquidiocesana
ENLACES
ENLACES
Calendario
    Febrero 2024
  • D
  • L
  • M
  • M
  • J
  • V
  • S
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ARZOBISPADO DE HUANCAYO © 2024
Dir. Jr. Puno # 430 - Hyo. Telef. - Fax: +51 064 239189
e-mails:arzohyo@gmail.com - Secretaria
      arzocomunicacion@gmail.com - Oficina de Comunicaciones
Area Contactenos - Comunicaciones